12/06/2020 | La Justicia Federal tuvo que frenar al espíritu antidemocrático y la compra de votos que planeaba Nicolás Ducoté. Es otro de los capítulos que desde los medios nacionales se reflejaron de su gestión en Pilar. Hubo 16 allanamientos, inclusive en propiedades particulares que pertenecerían al ex Intendente.

Sin dudas el paso de Nicolás Ducoté por la Municipalidad del Pilar no será olvidado por ninguno de los vecinos del distrito, pero está claro que desde la estructura nacional y provincial de Cambiemos necesitaban refrescar la memoria para que los encargados de repartir cargos o candidaturas en el 2021 no pasen por alto sus múltiples procesos judiciales en pleno desarrollo. Como bien lo indicaron en la nota de Infobae.com, el intento de comprar votos a través de la entrega de subsidios es uno de los delitos más graves del que está acusado el egresado de Harvard. Llegó con el mensaje de la transparencia como una de sus banderas y se fue como un dirigente antidemocrático.

En el 2017, el gobierno de Mauricio Macri le transfirió $300.000.000 a Ducoté a través del programa Mejor Hogar. Tenía el objetivo de ceder pequeñas sumas de dineros a los vecinos para arreglos en sus hogares. En Pilar, la conducción de Cambiemos decidió cambiar las condiciones y convertir esos subsidios en créditos, obligando a los beneficiarios a devolver lo que recibieron. Así lograron financiar una estrategia de campaña tanto en el 2017 como en el 2019.

Lejos de tener números claros, Ducoté fue denunciado en el Juzgado Federal de Campana por la supuesta “compra de votos”. El Juez Adrián González Charvay solicitó 16 allanamientos, inclusive en una propiedad particular que se dijo que pertenecía a Jorge Leonhardt, aunque todo indicaría que también sería patrimonio del ex jefe comunal. Esa casa, que estaba custodiada por agentes de la patrulla municipal, se ubica en las inmediaciones del country Highland Park donde precisamente vive Nicolás Ducoté. Todo una coincidencia.

DUCOTÉ EN LOS MEDIOS NACIONALES

Luego de la aparición de audios en los cuales Ducoté y su Jefe de Gabinete Juan Pablo Martignone explicaban como ofrecer los “subsidios compra votos”, la Jueza María
Romilda Servini de Cubría, titular del Juzgado Nacional en lo Criminal y Correcional Federal 1 con Competencia Electoral, dictaminó a través de una resolución “disponer orden de restricción, en forma preventiva y previa a la decisión de fondo en autos, al Sr. Intendente del partido de Pilar, Nicolás Ducoté y a su jefe de gabinete, Juan Pablo Martignone, al solo efecto de que se abstengan de disponer de fondos de la Tesorería del Municipio”. Así quedaron frenados los programas asistenciales con los cuales la letrada creía que podría existir “vulneración
de los derechos políticos de los ciudadanos más postergados del municipio, en razón de que
podrían atentar contra su derecho de elegir libremente a las autoridades que administren el Partido del Pilar por los próximos años”.

Pudo haber sido señalado por los medios locales o por los vecinos como un dirigente corrupto, pero a Ducoté fue la justicia federal la que lo apuntó como alguien que podía vulnerar los derechos de la sociedad para ejercer la posibilidad de elegir a sus autoridades. Así terminó sus cuatro años de “transparencia”.

Deja un comentario