30/06/2020 | El paseo ilegal de Nicolás Ducoté por dentro de Highland Park inició las acciones anticuarentena en el distrito. Sus ex funcionarios convocaron la marcha y caravana que aumentó el número de infectados. Un funcionario porteño decidió romper los protocolos jugando un torneo de paddle en Atlético Pilar.

Al inicio de la cuarentena, cuando todo el país realizaba un esfuerzo enorme por quedarse en su casa, cuando los chicos tuvieron que interrumpir si ciclo lectivo 2020, cuando la gente perdió trabajos y changas, cuando cerraron miles de comercios, cuando las calles se vaciaron y pudimos observar calles desiertas, cuando los médicos se preparaban para dar una dura y larga batalla en los hospitales, cuando las fuerzas de seguridad se exponían día a día en los controles de circulación, el ex intendente Nicolás Ducote paseaba su country Highland Park violando todos los protocolos dispuestos por las autoridades nacionales. Ese fue el primero de los incumplimientos de Cambiemos en Pilar.

A partir de la iniciativa de Ducoté, ese siguieron otros incumplimientos. Después vino el banderazo junto a la caravana. Miles de vecinos engañados por la supuesta proclama de “República”, “Defendamos Vicentin” o “Economía versus Salud”. Ahí Andres Genna Grau fue uno de los dirigentes convocantes y posteriormente uno de los responsables de incrementar el número de infectados de coronavirus. Un acto que puede tener las peores consecuencias en distintos barrios de Pilar y también en el partido de Capitán Sarmiento. Allí encontró refugio por la buena relación entre Ducoté y el Intendente Javier Iguacel.

HAY TEMOR EN CAPITÁN SARMIENTO POR EL COVID POSITIVO DE GENNA GRAU.

Y por si todo esto fuera poco, un funcionario porteño como Luis Lobo y un ex ministro nacional como Rogelio Frigerio se les ocurrió organizar un torneo de paddle en Pilar. El Jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta, es con quien Alberto Fernández se enojó porque no sólo autorizó a los runners, sino que el mismo salió a correr. Lobo en lugar de estar trabajando junto a los miles de clubes de barrio que existen en la Ciudad de Buenos Aires y se están fundiendo, eligió venir a despuntar el vicio a un club de Pilar, engañando a miles de socios que como indica la cuarentena se encuentran en su casa.

Lo de Frigerio es igualmente terrible. Estaría confirmada su participación y no se ha escuchado por parte de él ningún comentario al respecto. Sólo sus “voceros” hacen correr versiones donde afirma no haber estado. Sin embargo, vecinos de Pilar, hombres de carne y hueso, con nombre y apellido como Marcelo Pérez afirman que lo vieron en el paddle. En nuestro distrito aún se recuerdan los fondos que Frigerio enviaba a Ducoté para la compra de votos. Así engañaron a trabajadores y trabajadoras pilarenses.

Lo de Fernando Lauría, ahora ex Secretario de Gobierno de Tigre, y según él propietario de la concesión de las cancha de paddle en Atlético Pilar, tampoco resulta un hecho menor. Las explicaciones ensayadas y rápidamente comprobadas como falsas, sólo confirman un hecho lamentable y repudiable para Pilar.

Pilar merece una explicación. Todas acciones son repudiables y los vecinos merecen un pedido de disculpas. Sobre todo de quienes siguen asegurando que continúan en la búsqueda de un mejor Pilar para todos. Ese que cuando estuvieron en el poder lo arruinaron y ahora estando fuera parecen querer lastimarlo.

Deja un comentario