07/07/2020 | Un jubilado del barrio de Mataderos murió de coronavirus. Convocaba y participaba de manifestaciones anticuarentena. Este hecho enciende una luz de alarma a días de una nueva marcha en Pilar y con varios infectados luego de la primera. Que sirva para recapacitar.

Ángel José Spotorno tenía 74 años, era jubilado, llevaba una vida social plena pero subestimó al coronavirus y falleció el pasado 16 de junio en su departamento del barrio de Mataderos en Capital Federal. Se contagió después de participar en varias marchas anticuarentena, que inclusive las convocaba a través de las redes sociales. “De los 90 días que vivió en cuarentena, unos 85 habrá estado en la calle” indicó su prima Marita Riera.

Sin dudas este caso, del que recién se tomó conocimiento mediático en los últimos días, es una alarma para todos aquellos que realizan acciones similares. Sobre todo a pocos días de un nuevo llamado a marchar en Pilar. Debe ser una advertencia para sus organizadores, para quienes tenían pensado asistir y para las familias que terminan siendo perjudicadas de manera indirecta.

Por supuesto que nadie espera lo peor cuando quiere exponer su descontento, pero en medio de esta situación inédita es diferente. Cada acción anticuarentena tiene una consecuencia no sólo en los protagonistas de la misma, sino también en terceros que seguramente si están en sus hogares siguiendo al pie de la letra cada consejo que brindan las autoridades. Entonces cuando reclaman libertad, de manera simultánea están afectando no sólo la libertad del que tienen al lado, sino también su salud.

Aunque seguramente ven todos los días los partes del Ministerio de Salud de Nación y también el que emite la Municipalidad del Pilar vale la pena recordar que a diario mueren personas a raíz de este virus. Ósea cada contagiado que puede haber en una mateada en un country, en una marcha anticuarentena o en un torneo de paddle es una posibilidad más de engrosar el número de fallecidos durante la pandemia. Esto debe ser tomado como un mensaje para quienes deciden pedirle a la gente que salga a las calles a manifestarse. ¿Es necesario ahora? ¿Pueden lograr algo más que arriesgarse a infectarse y luego contagiar a sus familias?

Comentarios

  1. Eduardo Bisognin dice:

    La gente sale a manifestarse a peras del riesgo de contagiarse porque es el unico lenguaje que entiende el gobierno kk. Gracias a las manifestaciones del pueblo de Avellaneda se frenó el ROBO de Vicentin.
    A los senadores opositores, cristina les corto microfomos, les aprobo resolucion sin los votos necesarios y todo sigue igual.
    Lo unico que entiendecel poder, es al pueblo movilizado.

Deja un comentario