29/07/2020 | Dos trabajadores dieron positivo de COVID-19 en el exclusivo Mayling Club de Campo y dos más están aislados con síntomas. Sus compañeros se comunicaron con Pilar Político para dar a conocer públicamente que las autoridades del lugar no están respetando los protocolos sanitarios exigidos. También denuncian abandono por parte del gremio UTEDyC Zona Norte.

En muchas de las urbanizaciones privadas del distrito creen tener sus propias reglas, leyes diferentes a las que rigen a toda la sociedad del otro lado de los muros y las guardias de seguridad. Por ejemplo, como ocurrió en Highland Park donde su Consejo Directivo decidió realizar una reunión presencial y compartir el mate. Como consecuencia hubo cuatro COVID-19 positivos y el temor invadió al resto de los socios. Ahora ocurre en Mayling CC, donde las autoridades optan por seguir exponiendo a los trabajadores a pesar de las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Según trabajadores del country que se comunicaron con Pilar Político, dos de sus compañeros del área de monitoreo dieron positivo al test COVID-19 y dos más del mismo sector están aislados por tener síntomas. Pero a ninguno de los últimos les indicaron que se realicen el test. “Tampoco al resto, a nadie”, manifestaron con indignación.

“Somos de diferentes sectores pero acá los de monitoreo, vigiladores, parquización y todos compartimos muchos lugares”, explicaron en diálogo con PP y manifestaron que en total son 150 laburantes. “El vestuario es el mismo para todos, lo mismo que la cocina. Inclusive los muchachos de monitoreo son los que entregan las linternas y handys a los vigiladores. Hay contacto de manera permanente”, aseguraron.

Sin respuestas por parte del Consejo Directivo del club y también sin ayuda del gremio, los trabajadores se sienten muy expuestos ante el virus. Indicaron que a pesar de tener tres delegados de UTEDyC Zona Norte dentro del country, ninguno hizo nada para ayudarlos. En Pilar la referente del sindicato es Claudia Jader, ex integrante de la Dirección Gremial durante la gestión de Nicolás Ducoté.

CLAUDIA JADER, EX FUNCIONARIA DE NICOLÁS DUCOTÉ.

Reglas y leyes propias que exponen a vecinos que quieren ejercer su derecho a trabajar y cumplir con sus responsabilidades, pero sintiéndose seguros. Así se manejan los barrios cerrados de mayor poder adquisitivo, con la impunidad que pone en riesgo la vida. Algo mucho más valioso que las mansiones de los propietarios del lugar.

Deja un comentario