13/08/2020 | Sin importar sus antecedentes penales y la causa penal en curso, el Secretario General de la Federación Argentina de Trabajadores de Industrias Químicas y Petroquímicas, Fabián Hermoso, ingresaba a la Casa Rosada con honores durante el gobierno de Mauricio Macri. Tenía una gran relación con Jorge Triaca y Rogelio Frigerio.

Durante los cuatro años de macrismo, un grupo de sindicalistas gozaron de algunos privilegios. Por ejemplo, doce de ellos viajaron a Europa junto al ex Ministro de Trabajo Jorge Triaca. Uno de los beneficiados fue Fabián Hermoso, titular de la Federación Argentina de Trabajadores Químicos y Petroquímicos. El mismo que estuvo detenido por estar acusado de extorsión y amenazas a empresarios y trabajadores de su sector. Quien ahora busca desembarcar en Pilar. ¿Vendrá para ayudar a Nicolás Ducoté?

FABIÁN HERMOSO CON EL EX MINISTRO TRIACA.

Entre diciembre del 2018 y mayo del 2019, Hermoso estuvo detenido por orden del Dr. Alejandro Mora, titular del Juzgado de Garantías N°7 de Berazategui. Pero fue liberado por la Sala 1 de Garantías y Apelaciones de Quilmes, con las firmas de juezas Patricia Pattanella y Diana Alimonti. Y cuando nuevamente vio el sol, sus compañeros lo estaban esperando.

En una reunión de los dirigentes sindicales que integraban “Las 62 organizaciones peronistas” sorprendió ver su figura. En mayo del 2019, fue su primera aparición pública luego de estar encarcelado y fue nada menos que en la casa de gobierno. Así no sólo estuvo con sus colegas, sino que también fue recibido por el entonces Ministro del Interior, Rogelio Frigerio. Nadie se escondió por tener a alguien acusado de extorsión y de integrar una asociación ilícita entre ellos. Inclusive se difundió la foto grupal.

Hermoso ya tiene alquilada una oficina en Pilar para abrir una sede de la Federación Química que lidera, eso lo hizo mucho más rápido que cuando corría en TC. ¿Tendrá la foto con Nicolás Ducoté para la inauguración? ¿Dejará que lo acompañe Gustavo Trindade? ¿Los empresarios lo recibirán con los brazos abiertos o con temor de ser posibles víctimas de aprietes como les ocurrió a sus colegas de Berazategui?

Deja un comentario