Arena y su festejo por el mayor endeudamiento en la historia de Pilar

27/07/2018 | El Secretario de Gobierno Carlos Arena fue el encargado de armar un escenario poco propicio para el debate de la toma de un crédito por $600.000.000. Convocó a funcionarios, ordenó cerrar todas las delegaciones para que los municipales vayan a abuchear a la oposición y convirtió a los representantes de la UOCRA en su propia barra brava.

Arena, siempre Arena. El Secretario de Gobierno de Nicolás Ducoté es el señalado por propios y ajenos como el responsable de todas las estrategias de política sucia de la actual gestión. Ayer, el ex concejal de Vicente López lo volvió a demostrar. Fue el organizador de una de las sesiones más escandalosas de las últimas décadas en Pilar, por la importancia del debate y por el impedimento explícito que hubo para llevarlo adelante. Todo gracias a la masiva convocatoria de trabajadores municipales, que dejaron sus puestos por órdenes de sus superiores, y los muchachos de la UOCRA, contratados para gritar e insultar a cualquiera de los concejales opositores (sin importar lo que dijera).

De dónde viene Carlos Alberto Arena

La Asamblea de Mayores Contribuyentes fue una lucha ganada por Cambiemos y un triunfo que se lo adjudicó Carlos Arena. Así lo demostró recibiendo los saludos de los colegas que estaban junto a él, la Secretaria de Hacienda Cecilia Cabrera, el Secretario de Obras Públicas Guillermo Iglesias, el Subsecretario de Gestión Territorial I Jorge Storni, el Subsecretario de Gestión Territorial II Juan Moraco, el Subsecretario de Ingresos Municipales Juan Carlos Mairano, el Subsecretario de Desarrollo Económico Guillermo Lindoso, la Subsecretaria de Transporte Claudia Guerrero, entre otros (VER VIDEO).

A lo largo de todo el debate hubo interrupciones debido a los gritos, insultos y demás agresiones hacia la oposición. Los más afectados fueron Paula González y Santiago Laurent, quienes fueron obligados a frenar en reiteradas ocasiones. Al Presidente del cuerpo, Gustavo Trindade, también se lo notó incómodo y solicitó en innumerables ocasiones el orden en la sala, hasta que perdió la paciencia. Por ello envió a uno de sus asistentes para que le comuniqué a Arena que ya era demasiado. La respuesta fue una sonrisa, traducido a las formas de Carlitos: “el show debe continuar”. Y así sucedió hasta el resultado final.

Pocos dudaban del triunfo oficialista, inclusive fue aún más contundente por cambios inentendibles de último momento. Pero sin dudas que eso a Arena poco le interesaba o por lo menos no tanto como demostrar que sigue siendo el hombre de la política sucia en el gobierno de Nicolás Ducoté. Quedó claro y por convicciones (¿o temor?) sus colegas lo felicitaron.

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Será que trae recuerdos de un clásico del cine llamado EL PADRINO ???. Pero de cambiemos, sólo el término, porque ésto es de lo peor de la vieja política, que ya manejan muy bien.

Deja un comentario