Asfaltos de poca duración

16/11/2018 | La mala gestión de la Secretaría de Obras Públicas a cargo de Guillermo Iglesias volvió a quedar en evidencia. Con menos de un año de vigencia tuvieron que bachear la calle Chacabuco en Villa Rosa. El arreglo del arreglo fue promocionado por Juan Manuel Moraco.

Apenas asumió como Secretario de Obras Públicas, Guillermo Iglesias se aseguró que su country no tuviera más inconvenientes con el agua. Por ello cerró la calle Chacabuco durante 100 días. Su barrio cerrado, Club de Campo Pueyrredón, no sufrió ningún contratiempo porque su salida es directa a Panamericana, diferente a los barrios linderos de Villa Rosa. La obra hidráulica terminó beneficiando únicamente a las urbanizaciones privadas cercanas a la del funcionario. Recién meses más tarde en el 2017, la arteria fue asfaltada. Pero a ese avance no le puso mucho énfasis y ya se rompió.

Fue el Subsecretario Territorial III, Juan Manuel Moraco el que publicó la “buena noticia” del arreglo del asfalto de Chacabuco. La reacción general fue: “¿Ya se rompió?”. La respuesta quedó en evidencia solamente con observar las imágenes del bacheo. Y la conclusión es clara, los asfaltos de Iglesias duran menos que un yogurt en la heladera de un súper chino. Costó más de $8.000.000 y ya tuvieron que repararla.

 

Ese no es el único problema de la gestión en Villa Rosa, a tan sólo unas cuadras del promocionado arreglo está la calle Acevedo, la arteria que sólo tiene asfaltada una sola mano. Igual que las veredas de Miguel Gamboa, ¿en sus barrios vivirán de un sólo costado de las calles? En el lugar mencionado no hubo ni presencia ni tuits de Guillermo Iglesias y Juan Manuel Moraco. ¿Los contribuyentes deberán esperar a que se acrediten los $600.000 del endeudamiento más grande de la historia de Pilar para ver terminada la obra? ¿O ya está descartada la llegada de esos fondos?

Con la asunción de Iglesias en el inicio del 2017, muchos pensaron que su experiencia iba a evitar los errores cometidos en el primer año de gestión de Nicolás Ducoté. Sin embargo, los ejemplos son variados de las cuentas pendientes y promesas realizadas en los barrios que no se cumplieron por parte del ladero de José López y Julio De Vido. Ahora encontró a su parejita para gastos extras en la compra de mezcla asfáltica. Después que comete las falencias en los pavimentos, aparece Moraco en escena para taparla y así ambos ¿se llevan los réditos? ¿Esa será la estrategia?

 

 

Deja un comentario