Ausencia municipal y un final con la peor consecuencia

01/10/2018 | La intensa lluvia y la nula respuesta del gobierno de Nicolás Ducoté fueron las principales características del pasado fin de semana. Centenas de calles anegadas, miles de vecinos inundados y cursos de agua totalmente desbordados fueron parte del paisaje de Pilar durante el último sábado. La peor noticia fue la muerte de un adolescente que fue arrastrado por el arroyo Pinazo.

Todos recuerdan esa caminata de Nicolás Ducoté junto a María Eugenia Vidal por las calles del barrio Río Luján en plena inundación, y sobre todo en medio de la campaña electoral del año 2015. El egresado de Harvard era concejal y su compañera Vice Jefa de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, pero querían ser elegidos como Intendente y Gobernadora respectivamente. Tres años más tarde, ambos ocupan los lugares que querían pero miraron la desgracia de miles de vecinos pilarenses desde sus despachos y a través de los informes de sus asistentes. Esta vez la abundante lluvia se notó tanto como la ausencia de la gestión local.

Durante el pasado sábado, los damnificados no solamente fueron aquellos que tienen sus hogares muy cerca de la vera del río Luján. Lugares céntricos y barrios periféricos de todas las localidades tuvieron calles anegadas, y en muchos casos el agua ingresó a los hogares. A través de las redes sociales se observaron imágenes de Pilar Centro, Villa Verde, Peruzzotti, Agustoni, Lima en Pilar; Monterrey en Presidente Derqui; El Rocío en Manuel Alberti; Los Tilos en La Lonja; Luchetti en Villa Rosa; y Pinazo en Del Viso. En todos esos casos fueron los propios vecinos quienes trataron de mantener a salvo sus pertenencias y también de que el agua escurra lo más rápido posible.

En esta ocasión hubo una situación común en varios sectores del distrito. En arterias con obras de asfalto muy recientes, los frentistas se inundaron como nunca antes les había pasado. Un claro ejemplo fue la calle Paraguay en Presidente Derqui, donde los vecinos habían sido “beneficiados” con un programa del gobierno nacional y el sábado tuvieron que sacar una canoa para poder circular. Lo mismo ocurrió en La Pilarica, donde hace una semana atrás Ducoté se había sacado una foto con el nuevo asfalto y el sábado quedó sepultado bajo agua.

Sin dudas lo peor del fin de semana fue la muerte del adolescente de 16 años en el barrio Los Tilos. Se arrojó al agua y la fuerte correntada del arroyo Pinazo lo arrastró. Ayer fue encontrado sin vida. La consecuencia fue producto de una imprudencia, pero el estado del curso de agua es responsabilidad del estado. Del mismo que durante el 2017 anunció la obra de “33 enlaces para mitigar las inundaciones”, aunque esos trabajos se disimularon muy bien durante las últimas lluvias y volvieron a tener a los vecinos de Pinazo nuevamente con el agua en sus hogares. Y a diferencia del 2015, esta vez no vieron las pecheras de “Voluntarios” de Cambiemos para recibir ayuda.

En campaña muchos dirigentes nacionales se preocuparon por el “Pilar de Nico Ducoté”. Vidal se puso las botas y trató de caminar por los lugares más inundados (o los charcos más profundos). Inclusive el periodista deportivo Fernando Niembro (antes de renunciar a su candidatura por no poder explicar la millonaria pauta que cobraba del gobierno de Macri en CABA) dio una conferencia de prensa y expresó su indignación por la desgracia de los vecinos. ¿Qué pasó en este 2018? ¿Ya no les interesa ayudar a Ducoté? ¿Al Intendente tampoco le pareció preocupante que su distrito haya quedado bajo agua? ¿O la idea es tener paciencia y esperar al 2019 para calzarse una vez más las botas?

 

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Es un verdadero desastre !!!, para ver todas estas zonas bajo el agua, el río Luján debería haber llegado a cruzar el camino de entrada al PIP y a Manzanares. Pues antes ésto no pasaba, ni en las grandes lluvias. Peroooooooo, los countrys hacen paredones y ponen bombas de desagote, tirando el agua a los vecinos, levantan sus predios, hacen calles sin tener en cuenta los niveles y también, los ricos levantan sus terrenos y los pobres quedan abajo, todo es siempre así. Por ejemplo, parándose en el Walmart y mirando el barrio de atrás, se está casi a nivel del techo de las casas. Pregunta, si levantas tu terreno, adónde va el agua ???, si hacés un paredón que ataja el escurrimiento natural, adónde va el agua ???, si asfaltas calles que no contemplan ni el escurrimiento ni los niveles, adónde va el agua ???, si hacés mal las obras, adónde va el agua ???. Ducote, adónde va el agua ???. Ah… ya se ve, su gestión hace agua y para no ahogarse, deberá dividir las aguas. Entre tanta agua, se habrá enterado que medio Pilar se inundó ???.

Deja un comentario