¿Cena para recaudar o lavar fondos?

03/07/2019 | Nicolás Ducoté realizó su habitual cena para juntar fondos de cara a la campaña en busca de su reelección. Aunque persiste la duda sobre los montos recaudados y trae nuevamente a discusión los casos de los aportantes truchos del 2015 y 2017. Empleados municipales y proveedores del estado fueron amedrentados para que participen del evento realizado en Manuel Alberti.

“Muy agradecido con las más de 1000 personas que hoy nos acompañan en otra cena de recaudación” así el Intendente Nicolás Ducoté comenzó a dar cifras de lo supuestamente recaudado para su incipiente campaña en busca de cuatro años más al frente del municipio. Y no fue solamente él, sino que algunos de sus funcionarios más cercanos deslizaron cifras monetarias y se dispusieron a inflar bastante el globo. ¿Cuál es el objetivo? No volver a sufrir acusaciones de aportantes truchos como ocurrió en el 2018 por las anteriores elecciones. ¿Cenaron para recaudar o lavar fondos?

Según el relevamiento de Pilar Político entre empleados o funcionarios de la Comuna, algunos proveedores y también dirigentes de otros distritos, la mesa para diez personas costaba $30.000, ósea $3000 por cada invitado. Además, había una tarifa Low Cost para los jóvenes quienes abonaron $700. Aunque para estos últimos el plato principal fue una hamburguesa. Lo que sería un Mac Combo picante.

Muy diferente es la versión oficial, la cual en algunos casos incrementó en un 1000% lo realmente recaudado. Para comparar números, según lo investigado por PP tendrían $30.000.000 como cifra final tomando en cuenta la concurrencia difundida por el propio Ducoté. En cambio, si los fondos coincidieran con las versiones del círculo íntimo del egresado de Harvard, la cuenta final ascendería a $300.000.000. Bastante más que el dinero que se desvío por las obras fantasmas de la planta depuradora de Peruzzotti y el Plan Hábitat para el barrio Monterrey.

Según fuentes que conocen el manejo de las campañas de Cambiemos en el conurbano bonaerense, afirman que este tipo de manejos de lavar fondos para utilizar plata en negro es muy recurrente dentro de la estructura macrista. Al margen de aquellos que honestamente pagaron su plato (los obligados y los otros), la convocatoria sería propicia para justificar dinero que en un futuro muy cercano será necesario y los aportantes no tienen deseos de aparecer en un lista o directamente sus ocupaciones no se lo permiten. ¿Nico habrá llamado a su amigo Mateo Corvo Dolcet para colaborar? ¿Se acuerdan del muchacho detenido acusado de lavar dinero de los carteles narcos colombianos?

¿Todos los invitados estuvieron de acuerdo en estar en una lista para aparecer como aportantes de campaña en la junta electoral? ¿O volverán a aparecer casos como los de Gabriel Lagomarsino o Lucrecia Saulle? Quienes inclusive eran candidatos del Cambio pero negaron haber donado dinero para la campaña de Ducoté. ¿Habrán sido prolijos con la trampa en esta oportunidad?

Deja un comentario