Contaminación y riesgo de enfermedades en las escuelas de Pilar

21/03/2019 | Directivos, docentes y padres viralizan imágenes de focos infecciosos en distintas escuelas del distrito. Un pozo rebalsado y chicos jugando entre el líquido cloacal en Villa Astolfi. Una laucha muerta en el horno en una escuela especial en Pilar. Mientras tanto, Nicolás Ducoté continúa sin aceptarle la renuncia a Pablo Donoso.

“Tiene mucho miedo que le pase algo a algún chico, por eso fue a renunciar. Está re cagado” (sic), esas fueron las palabras que fuentes del Consejo Escolar le mencionaron a Pilar Político cuando confirmaron que el Presidente Pablo Donoso le presentó la renuncia al Intendente Nicolás Ducoté. Desde aquel momento hasta ahora la situación se agravó. En las escuelas del distrito no necesariamente se tiene que caer un techo para lastimar a un alumno, hay otras posibilidades y en Pilar están casi todas. ¿Se arriesgará el jefe comunal en el año que busca su reelección? ¿Podrá mantener a su protegido en su puesto? ¿Ya lo descartó para encabezar la lista de candidatos a concejal?

Indignación, bronca, asco y muchas sensaciones más surgieron a partir de la imagen de los alumnos de la Escuela N°23 de Villa Astolfi jugando en medio del líquido cloacal que brota del pozo negro rebalsado. Lamentablemente parece ser una situación habitual en la dicha institución, “lo desagotan semanalmente” aseguraron quienes conocen el edificio. ¿Significa que está bien? No. Otras preguntas deberían referirse si ¿hubo alguna iniciativa para modificar esa realidad?; si ¿en algún momento pensaron que pueden generar enfermedades en los docentes o alumnos?; ¿o que simplemente la comunidad educativa merece algo mejor?

Desde hace poco más de un año, el gobierno de Ducoté  decidió hacerse cargo del Servicio Alimentario Escolar. Desligar a Donoso de esa tarea, ya que durante su gestión se entregó carne en mal estado y pan con excremento en diferentes comedores. Sin embargo, la cocina no parece haber cambiado y los riesgos para la salud de los chicos sigue siendo el mismo o peor. Así lo demostraron los docentes que difundieron en las redes sociales la imagen de una laucha muerta en el horno de la Escuela de Educación Especial N°504 de Pilar. ¿Falló la fumigación? ¿La higiene en el lugar? ¿La falta de controles en el comedor? Son todas responsabilidades compartidas entre la comuna y el consejo escolar. Cada una de ellas tienen nombre y apellido.

“Todas las escuelas están en condiciones de arrancar las clases” esa frase será recordada por mucho tiempo. La expresó el Intendente Ducoté, con el Presidente del Consejo Escolar Donoso a su lado. Espalda con espalda, respaldándose uno al otro. Una pena que no hagan lo mismo con los maestros o los niños que asisten a clases en esas condiciones. ¿O el egresado de Harvard tiene las cloacas rebalsadas en su casa en Highland Park y juega con sus hijos saltando los charcos con excrementos? ¿Donoso se encuentra con ratas en su horno en su country en Garín?

Deja un comentario