El alto precio de la pasión

07/09/2017 | Ayer se inauguró la Expo Boca en el palacio municipal. El acto contó con la participación del Intendente Nicolás Ducoté y el Secretario de Desarrollo Político Carlos Arena. La llegada de la muestra le costó $300.000 al municipio. ¿Y la austeridad?

“Hay cosas que el dinero no puede comprar, para todo lo demás…” es el slogan conocido de la tarjeta de crédito. Desde hace un tiempo la pasión dejó ser una de esas cosas incomprables y la política hace uso de esa posibilidad. Nicolás Ducoté hace unas semanas decidió frenar el pago de los proveedores del municipio, debido a la falta de recursos económicos. Sin embargo, ayer anunció, con bombos incluidos, la apertura oficial de la Expo Boca en el salón de sesiones del HCD. Esa situación significó $300.000 de gasto para su gobierno. ¿Acto de campaña? ¿Les dijo a todos a los presentes que es hincha de River?

Las negociaciones para el arribo de la muestra xeneise estuvieron a cargo del Secretario de Desarrollo Político, Carlos Arena. Sus vínculos políticos con dirigentes de zona norte le facilitaron las tratativas. Justamente fue el ex concejal de Vicente López quien terminó cerrando el costo final de $300.000, más los viáticos para los empleados que enviara el club durante el tiempo que dure la exposición.

“La pinta es lo de menos, vos sos un gordo bueno…”

Según Arena en su perfil de Twitter, alrededor de 350 personas presenciaron la jornada inaugural. Eso significó un costo aproximado de mil pesos por persona que terminó pagando el gobierno de Ducoté. El mismo que de forma simultánea salió a pedir colaboraciones a los comerciantes para el arreglo de la calle Ituzaingó en el centro de Pilar.

¿Estarán incluidas en el combo las invitaciones telefónicas? Tanto la ex funcionaria Jazmín Zuccaro como la actual concejal Inés Ricci publicaron en las redes sociales que les llegó el llamado para que asistan al evento. La primera lo descartó por ser de River y a la segunda le pareció “demasiado” ese gasto por parte de la comuna.

 

A tan sólo días de que Ducoté se haya cruzado por un vecino que le solicitaba arreglos en las calles de Villa Astolfi y el jefe comunal se excusará por no tener recursos, llegó la pasión por el fútbol. Pero esta vez estuvo lejos del tablón, del para avalancha, del chori o de cualquier aspecto popular que regala el deporte favorito de todos. En esa ocasión, se relaciona con un gasto VIP en función de conseguir los votos que no se obtuvieron en las PASO.

Deja un comentario