El Dandy nos dejó sus goles, su ausencia y su ñoqui

10/10/2018 | Sebastián Neuspiller cada día se aleja más de Pilar. Aunque aún hay motivos que lo unen a la Municipalidad del Pilar. Gian Pablo Muraglia es su asesor personal y cobra un sueldo de la Comuna a pesar de no cumplir funciones en el distrito. ¿No había espacio en la Superintendencia de Salud para el mercedino?

Mostrando sus dotes de goleador en cada picadito que se juega en la quinta de Olivos junto al Presidente Mauricio Macri, negociando con los grandes laboratorios de medicamentos y tratando de seducir a la Gobernadora María Eugenia Vidal para que lo designe como Ministro de Salud provincial, en esas situaciones los pilarenses podrán observar al todavía concejal Sebastián Neuspiller. Lejos y cada día más lejos del distrito del cual quiso ser intendente. Aunque a pesar de su ausencia, todavía le quedan lazos que lo unen a este a este territorio, como por ejemplo su “ñoqui” más cercano. Su secretario/asesor, Gian Pablo Muraglia. Si, increíblemente es empleado municipal a pesar de sus presencias esporádicas.

Oriundo de Mercedes, la tierra del Salame Quintero y también los pagos del genocida Jorge Rafael Videla; Muraglia es la mano derecha de Neuspiller en cuestiones políticas. Como el resto de las personas cercanas al ex goleador de Fénix, es parte del santillismo y fue funcionario porteño durante gran parte de la gestión de Macri en CABA. Mientras, el Dandy estaba interesado en pelearle mano a mano la intendencia a Ducoté, se lo veía a diario por Pilar. Ahora, sólo utiliza a estas tierras como dormitorio ya que al igual que el resto de su sector político vive en el country La Lomada.

En estos años como funcionario público local, Neuspiller ha demostrado no tener la capacidad para debatir en el recinto. Allí se lo vio violento al gritarle a un colega. Tampoco se destacó por un arduo trabajo legislativo, debido a que sus proyectos de ordenanzas se pueden contar con los dedos de una mano. Y también fue motivo de burla por parte de sus compañeros por su incapacidad para negociar en reuniones privadas, a las que siempre asistió acompañado por su ñoqui Muraglia. Inclusive en aquellas que fue convocado por Ducoté, “¿puede ir Gian” siempre preguntó al recibir la invitación. Así se ganaron el sobrenombre de “Pinky y Cerebro”.

 

Según el decreto 676/2018, en el cual el Intendente Municipal autorizó el pago de “bonificación especial no remunerativa, bonificación por responsabilidad funcional y tareas adicionales a los empleados municipales” de una extensa lista a partir del 1° de enero del 2018, Gian Pablo Muraglia recibe $28.750. Esa suma sólo es en “negro”, además le agrega el resto de su sueldo básico que seguramente no es el mismo de un empleado municipal razo. Básicamente por funciones que desimula muy bien y que prácticamente son imperceptibles.

 

Muchos nostálgicos que lo vieron hacer centenas de goles en Fénix, lo votaron. Otros tantos se ilusionaron con verlo como la máxima autoridad del distrito. Sin embargo, el Dandy Neuspiller primero eligió a la Provincia antes que a Pilar y luego a la Nación por encima del pago chico. Pero para que las cuentas municipales no lo extrañen, dejó a su ñoqui. El que a veces ni siquiera los 29 aparece.

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Hay muchísimas personas que cobran sueldos municipales y nunca aparecen, no trabajan o son amigos o familiares de alguien o trabajan para provincia y paga Pilar ???. Lo dejo a tu criterio …

Deja un comentario