El enojo de los comerciantes

14/12/2017 | La constante caída de las ventas, los cortes en la calle Rivadavia, el incremento de las tasas para el 2018 y la demora de la obra en la peatonal son algunas de las razones del malhumor de los comerciantes del centro de Pilar. A eso le suman las nulas muestras de colaboración por parte de la Comuna.

Con una baja en las ventas que se extendió prácticamente a lo largo de todo el calendario 2017, los comerciantes de Pilar no están pasando por su mejor momento. Y lejos del canto de la hinchada, “en las buenas y en las malas mucho más”, se sienten abandonados por el gobierno de Nicolás Ducoté, el cual como regalo de Navidad les obsequió una tarifaria poco feliz de cara al 2018.

Según la visión de los comerciantes, el municipio le pone palos en la rueda o si se quiere arrima algunas piedras más para que el andar de sus negocios no sea el mejor. Por ejemplo, el retraso de la obra de la nueva peatonal. Estaba planificada para ser finalizada en 45 días, sin embrago ya ha superado los cuatro meses y ni siquiera va a cumplir con todos los aspectos que específica el expediente. Ese tiempo perdido significó la pérdida económica de aquellos que están en esa cuadra de Rivadavia entre Moreno y Gamboa.

Otro punto que le marcan a la gestión de Ducoté es el bloqueo de Rivadavia de manera constante. Ante cualquier intento de manifestación, la política de seguridad incluye el vallado alrededor del palacio municipal y corte de calle entre Yrigoyen y Lorenzo López. Así se genera caos vehicular y por consecuencia malhumor entre los posibles consumidores. El mismo que se propaga entre los comerciantes.

SCIPA ha apoyado al gobierno local desde el inició del mismo, pero actualmente la relación ya no es la misma. Que el área de Hacienda y principalmente el Subsecretario de Ingresos Municipales, Juan Carlos Mairano no los haya consultado por la ordenanza Tarifaria 2018 que él mismo redactó, generó malestar. El funcionario les mostró el expediente con la aprobación de los mayores contribuyentes y los concejales ya concretada, osea sin margen para modificaciones.

“¿A quien le interesa el comercio y la evolución de Pilar?” se preguntó el comerciante (foto) en las redes sociales. En principio, parece que las preocupaciones de ese sector y del municipio difieren bastante. Evidentemente si las ventas suben o bajan no generan una foto interesante para Ducoté y sus funcionarios, por lo menos no como los food trucks o cualquiera de las decenas de ferias organizadas por el estado local.

Comentarios

  1. Juani dice:

    Es caro Pilar. La ropa te la cobran cara y la calidad no es buena.
    Muchas cosas salen lo mismo que ir al tortugas. Y entre calidad es preferible pagar por algo bueno. Si sale lo mismo con más razón.
    Se abusan con los precios.

  2. Laura dice:

    Ducote los entretuvo con la Peatonal para que pudieran vender mas las grandes cadenas comerciales. Lo votaron porque les gusto la idea ahora a llorar a la Iglesia .

    1. Aldo Jorge Martínez dice:

      Hola Laura, tenes toda la razón, en Pilar ganó MACRILANDIA lo que dice este artículo está sucediendo en todo el país.- Si ahora venden poco, te podes imaginar lo que podrán vender cuando tengan menos ingresos los jubilados y los trabajadores y con una desocupación parecida a los 90.- Seguro irán a baldear la Catedral de Pilar con su llanto, pero ya es tarde.- el 2019 está muy lejos y ademas el mal estará hecho.-

Deja un comentario