El hambre, la herramienta electoral de Ducoté

16/09/2019 | El Intendente Nicolás Ducoté decidió generar clientelismo con las necesidades urgentes de los sectores más vulnerables del distrito. A través de los punteros salió a comprar votos a cambio de bolsones de comida. Dejó la gestión de lado y sólo está enfocado en su campaña, utilizando los métodos más repudiables de la política tradicional.

Sólo en los lugares devastados por catástrofes naturales o por guerras existen los canjes de comida por diferentes acciones para sobrevivir. Por ejemplo en Haití, luego de los terremotos y el paso de huracanes, según testimonios en diferentes informes, hay prostitución a cambio de agua potable. En Pilar, parece que los tres años y medio de Cambiemos fueron como un gran tornado que arrasó con la posibilidad de una buena calidad de vida para muchos. Situación que el Intendente Nicolás Ducoté quiere aprovechar para su beneficio personal.

Microcréditos, cheques y bolsones de comida son las vías que eligió la actual gestión municipal para salir a la calle a comprar voluntades. La primera opción parece haber quedado sepultada tras la denuncia penal en contra de Ducoté y la segunda se frenaría ya que iba a ser financiada por su antecesora. Por eso la entrega de alimentos pasó a tener mayor importancia y se convirtió en la herramienta electoral.

Sin tomar en cuenta el trabajo de campo realizado por las trabajadoras sociales del distrito, quienes realmente conocen la situación social de los distintos barrios, Ducoté empezó a repartir bolsones a granel. Lo canaliza por medio de los punteros políticos y estos lo negocian por la promesa del voto de los vecinos que están sufriendo las políticas económicas del Presidente Mauricio Macri y la Gobernadora María Eugenia Vidal, los socios del Intendente.

Como esta acción es de campaña y no formaría parte de la gestión (¿cómo se van a justificar esos fondos?), el Jefe Comunal decidió tener un depósito aparte al tradicional galpón de Acción Social. El nuevo está ubicado en Colectora de Panamericana y Paraguay, en el ingreso al B°Agustoni. Ayer durante toda la mañana, funcionarios y punteros se acercaron hasta allí para buscar provisiones (ver VIDEO). Para luego salir a la caza de votos.

Mientras muchos del propio gobierno ya plantaron bandera blanca y continúan dentro del mismo únicamente para cobrar el sueldo hasta el 10 de diciembre, Ducoté se propusó apelar a todas las armas posibles para revertir el resultado de las PASO (una utopía). Lamentablemente entre las opciones que eligió está “canjear hambre por votos”.

Deja un comentario