El Intendente interino está de gira y no lo puede atender

16/01/2018 | Facundo padece distrofia muscular de Duchenne/Becker y está en silla de ruedas. Para mejorar su calidad de vida debe viajar a Estados Unidos. Pidió una audiencia con el Intendente interino Miguel Gamboa pero no lo recibió. Le faltan $85.000 para concretar ese viaje que le mejoraría su calidad de vida.

Las distrofias musculares, como la Duchenne/Becker, son un grupo de enfermedades genéticas hereditarias que se caracterizan principalmente por el debilitamiento muscular progresivo y la pérdida de masa muscular.  Los síntomas suelen aparecer en la infancia, entre los dos y los seis años, y progresan rápidamente. Afecta en primer lugar a los músculos de las extremidades y del tronco. Al agravarse la debilidad muscular y verse afectadas las funciones motoras, los niños con esta afección suelen necesitar una silla de ruedas en la adolescencia para desplazarse. Estas personas suelen desarrollar escoliosis y contracturas en las articulaciones. A medida que progresa la enfermedad pueden verse afectados incluso los músculos que controlan la respiración. Esta es la realidad del joven pilarense Facundo Aquino, quien recurrió a la ayuda del estado y aún no estuvo respuestas.

  

Sus seres queridos están trabajando incansablemente para darle una mejor calidad de vida y para ello planificaron un viaje a Estados Unidos, allí tendrá un tratamiento diferente. Para lograrlo deben reunir $280.000, así cubrirían los aranceles médicos, la estadía, pasajes y todo lo necesario. Existe una caja de ahorro donde se puede depositar dinero para ayudar a la familia de Facundo, N° 546189/8, sucursal 7185, la misma está a nombre de Facundo Luis Aquino.

Según los más allegados, ya reunieron más de la mitad del dinero y sólo les restarían $85.000 para cumplir con el objetivo. Con ese panorama le solicitaron una audiencia al Intendente interino de Pilar, Miguel Gamboa. Sin embargo, hasta el momento han sido ignorados y no les contestaron si entre tantas recorridas promocionando las escuelas de verano de piletas pelopinchos, escuelas municipales en gimnasio privados o cualquiera de las distintas actividades primordiales que tiene en su agenda podrá frenar un minuto para escuchar a Facundo y a su familia.

  

Para reunir ese elevado monto de dinero, esta familia golpeó muchísimas puertas y la de la Comuna no fue la primera. Seguramente en muchas de ellas recibieron una negativa, pero fueron escuchados. ¿Por qué el estado no pone a disposición su oído para conocer la problemática de estos habitantes de su distrito? ¿O es necesaria la vuelta del Intendente Nicolás Ducoté para sacarse la foto y promocionar el “acto solidario”? El dinero que resta cubrir es equivalente a cualquier sueldo de los funcionarios importantes que integran el Ejecutivo, ¿tendrán la dignidad de “hacer una vaquita” y colaborar con Facundo?

Deja un comentario