El juicio de Guerrero post fiesta en el Cenotafio

21/11/2019 | La Subsecretaria de Transporte y Tránsito, Claudia Guerrero, junto a otros funcionarios implicados en la fiesta realizada en el Cenotafio increparon a los trabajadores municipales del área. Les solicitaron los celulares para revisar listas de contactos y la galería de fotos. Escucha el testimonio de una de las víctimas.

Como si fueran Jorge Rafael Videla, Emilio Eduardo Massera y Orlando Ramón Agosti ayer la cúpula de la Subsecretaría de Transporte y Tránsito encerró y torturó a sus trabajadores municipales para saber quienes filtraron las fotos y videos de la penosa fiesta realizada en el Cenotafio la semana pasada. Pilar Político pudo acceder al testimonio de una de las víctimas, 3quien relató cómo fue el maltrato recibido.

La Subsecretaria Claudia Guerrero, el Director de Transporte Martín Acosta y el Director de Licencias de Conducir Gonzalo Giorgiadis el pasado martes encerraron a los integrantes del área después del horario laboral, sin aire acondicionado (con más de 30°) y llevaron adelante una especie de juicio para descubrir quien o quienes hicieron circular las imágenes de lo ocurrido en el Cenotafio.

Hebe Rolón, es trabajadora del sector y accedió a contarnos cómo fue la jornada de tortura. Ella cuenta que antes de comenzar les solicitaron los celulares, “No entendía por qué si era algo lícito lo que nos dijera” manifestó. Marcó que Guerrero les señaló: “¿Por qué ustedes creen que son inocentes? ¿Y por qué piensan que fue un compañero?”. De esa manera, la funcionaria foránea buscó quebrar el grupo para saber quienes decidieron dar a conocer lo sucedido por no estar de acuerdo con “su fiesta de despedida”.

AUDIO DE TRABAJADORA MUNICIPAL HEBE ROLON.

“Ella dijo que había un programa por el cual ya sabía quienes éramos los que habíamos filtrado, digo “éramos” porque todos éramos sospechosos en ese momento”, expresó la trabajadora sobre la estrategia de tortura de Guerrero. Quien además al cierre de reunión, sin culpable asegurado, fue por más. “Nos piden que mostremos nuestros celulares. La señora (Guerrero) nos “pidió” que le mostraramos nuestro listado de contactos y las fotos de la galería. Y algunos de los empleados de esta gestión, allegados a ella, increpaban para que lo hiciéramos” detalló. Quienes no lo hicieron como Hebe continúan sufriendo el hostigamiento de funcionarios y allegados.

Armaron una fiesta en un lugar que significa paz, historia y mucha nostalgia para los veteranos de la guerra de Malvinas, estafaron al municipio al pasar esas horas como horas extras de trabajo y también torturaron a los trabajadores para saber quienes los dejaron en evidencia. Pero aún Guerrero, Acosta y Giorgiadis no expresaron una autocrítica por faltar a sus responsabilidades como funcionarios públicos de todos los vecinos de Pilar. ¿La junta militar del gobierno de Nicolás Ducoté seguirá con sus prácticas poco democráticas?

Comentarios

  1. Jorge del Río dice:

    Realmente está gente no solo tendría que pedir perdón por haber realizado una fiesta en un lugar sagrado, no solo para los pilares es sino para todos los que veneramos a nuestros héroes
    Pero son tan caraduras que no solo no piden perdón sino que atacan a los trabajadores
    Algún fiscal tendría que actuar ante el hecho que un funcionario le pida a un subalterno que le muestre la privacidad de su celular.
    Son irrespetuosos y caraduras
    Pilar nunca se va a olvidar de ellos por su malísima gestión

  2. Leopoldo Fortunato dice:

    En ningún lado aclaran que en el predio hay un salón de eventos y que todos los años hacen esa despedida !

Deja un comentario