El microestadio es un salón de fiestas por falta de presupuesto según una funcionaria de Deportes

22/02/2019 | Pilar Político accedió al audio de una charla en la cual una representante de la Dirección General de Deportes admite la necesidad de alquilar el microestadio a privados. Les explicó el negocio a unos padres de escuelitas de fútbol comunitarias. Destapó el motivo por el cual Nicolás Ducoté vetó la ordenanza que regularía ese tipo de manejos con el patrimonio municipal.

Todos los pilarenses involucrados en el deporte soñaron con ver al microestadio municipal como el lugar que albergara a muchos chicos en diferentes disciplinas en su etapa formativa o que el estado pueda colaborar en proyectos federados/profesionales que pongan al nombre Pilar en planos nacionales. Lamentablemente, la realidad marca que es un espacio destinado al mejor postor. Eventos culturales o deportivos, para aquellos que tengan los recursos que la Dirección General de Deportes exija, son prioridad por delante de actividades sociales.

En la cima de la pirámide se encuentra la Secretaria General Lucía Ravina; luego, la Directora General Florencia  Donatti; y la persona con la cual se tiene el primer contacto en busca del alquiler del “salón de fiestas” es Silvina Martin. A quien desde Pilar Político se la destacó por ser la recaudadora del área ya que también administra el “servicio de trapitos” en el predio.

Ahora PP tuvo acceso a una charla entre Martin y representantes de escuelitas de fútbol que pidieron explicaciones por qué sus tareas no son valoradas y no reciben ayuda de parte del municipio. Como respuesta obtuvieron una honestidad brutal por parte de la funcionaria, el que pone la plata se queda con el lugar.

AUDIO: SILVINA MARTIN.

“Vinieron y me pidieron un domingo. Era un domingo que estaba totalmente al pedo, literalmente vacío. Se los di. Vino con el número redondo, que nunca me había pasado”, relató Martin con respecto al polémico Torneo “Juega Pilar 2018” por el cual admitió recibir $70.000 en concepto de alquiler. “Lamentablemente el presupuesto no da para que haga el paredón y todos los sueños que tengo por delante. Entonces tengo que hacer este tipo de cosas”, agregó.

Totalmente relajada, Martin les detalló a esos padres/profes de escuelitas de fútbol comunitarias cómo es el negocio del microestadio. “Viene un privado y pone la guita. Por evento va un 10 o 15% de tus entradas. Ósea vos sos un privado y queres traer a Abel Pintos, son 5.000 entradas, tengo un 10/15% que va al arca municipal” explicó.

Como frutilla del postre, la recaudadora de Ravina y Donatti mostró el mismo sentimiento del Intendente Nicolás Ducoté hacia los trabajadores de la comuna. “Son municipales y me importan un huevo. Y los saque a patadas en el culo” manifestó sobre un pedido que le hicieron para el uso de ese espacio.

Aún no hay ningún convenio con el Gobierno Nacional para vender las tierras del predio del Polideportivo, como si ocurre con el Instituto Carlos Pellegrini. Pero sin dudas la utilización de la mayor infraestructura deportiva queda reservada para los privados. Los pilarenses deberán seguir esperando para ser prioridad para la actual gestión.

Comentarios

  1. Carlos dice:

    Por que editan todas las respuestas?. Es evidente que manipularon el audio por que no pusieron las respuestas de Martín. Una jugada sucia señores” periodistas”…..

Deja un comentario