El Municipio aconseja que Verasur vuelva a funcionar

30/03/2017 | Ayer se entregó el informe final de la audiencia pública por la situación ambiental de “Parada El Gallo” realizada el 15 de diciembre del 2016 en el teatro Lope de Vega. Los vecinos autoconvocados estuvieron presentes y mostraron su disconformismo con la posibilidad de la reactivación de la empresa Verasur.

Luego de varios reclamos, por fin el Secretario de Medio Ambiente local Javier Corcuera les entregó a los vecinos de “Parada El Gallo” el informe final de la audiencia pública que se llevó a cabo en el teatro Lope de Vega sobre el final del año pasado. Y como se preveía, el resultado no es el más alentador para esos damnificados que mantienen una lucha de años para erradicar esas empresas que han contaminado con hidrocarburos su ambiente y sus napas.

  

En el escrito habla de “Niveles de límites aceptables por normas”. Lo cual ha decepcionado nuevamente a esa comunidad. “Esté o no escrito en “normas”, la presencia de hidrocarburos en los pozos de los vecinos, y/o freatrimetros de Verasur, dieron presencia de hidrocarburo y, para nosotros es suficiente demostración de contaminación”, aseguraron los Vecinos Autoconvocados.

Pero la peor parte de ese informe lo encontraron en el punto 4.2 donde especifica que permitiría a Verasur funcionar, para poder monitorear el grado de contaminación por efluentes gaseosos. Ese es uno de los consejos que expone el municipio. Una exposición sorprendente que podría traducirse en “prendamos las máquinas y esperemos cuánto tarda en generar un cáncer en la población”. ¿O es tan sólo una manera de darle luz verde nuevamente a una empresa indefendible con argumentos válidos?

“De ninguna manera permitiremos que luego de todo este tiempo, durante el cual se comprobó las faltas a las legislaciones vigentes y la peligrosidad del establecimiento por lo cual Verasur fue quitada del registro de empresas que operan con hidrocarburos”, expresaron los vecinos. Hoy la firma está impedida de funcionar y comercializar su producto, sin embargo, Corcuera propone que retome la actividad para corroborar cuánto contamina.
Marcado por sus políticas inexistentes para el Medio Ambiente en Pilar, Javier Corcuera cambió y comenzó a tomar decisiones. El vecino del barrio porteño de Villa Crespo propone que una de las firmas más polémicas del distrito, por el daño que ha generado a la comunidad de “Parada El Gallo”, vuelva a funcionar. ¿Qué es mejor? ¿Qué siga cobrando en silencio? ¿O que con sus malas elecciones se dañe la salud de muchos pilarenses? Si no le interesó la muerte de miles de peces en el río Luján, ¿le importará el sufrimiento de ese pequeño barrio?

Deja un comentario