El Secretario de Obras Públicas ¿golondrina?

29/08/2017 | Guillermo Iglesias disfruta de los fondos nacionales para colocar a la obra pública como la principal herramienta electoral de Nicolás Ducoté. Licitaciones tendenciosas y venta del patrimonio municipal son las características de su "veraneo" en Pilar. ¿Se va del distrito? Sus enemigos en Cambiemos ven su salida para el 2018.

La golondrina es un ave migratoria, disfruta de la época estival y parte hacia otro territorio en busca del mismo clima. Guillermo Iglesias, actual Secretario de Obras Públicas de Pilar, estuvo junto a Hugo Curto en los mejores años del ex Intendente de Tres de Febrero; gozó de las obras públicas electorales del kirchnerismo en el 2015; pudo concretar sus proyectos junto a Gustavo Menendez en Merlo; y llegó al distrito sabiendo que los millones del gobierno nacional iban a caer en catarata por las elecciones 2017. Se necesitaba a alguien que sepa donde ubicar a los constructores amigos y hacer rendir los fondos en beneficio de todos.

Según los datos de la AFIP, Sach S.A. está radicada en Riobamba 1236, Piso 8°, Departamento D de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La misma es una subsidiaria de Alemarsa S.A. en la cual intendentes de Cambiemos se están apoyando para realizar sus obras. Ambas firmas están relacionadas carnalmente con el funcionario de Pilar. Quien también sumó a Cooperativa Unión y Progreso para sus trabajos en el distrito. Como se dice en el barrio, “le gusta meter el dedito cuando tira la pelota de metegol a la cancha”.

 

Iglesias en medios locales enumeró obras en distintos barrios del distrito como Pinazo o La Loma en Del Viso. Es sorprendente que haya hecho silencio con uno de los primeros proyectos de su gestión, los trabajos hidráulicos sobre la calle Chacabuco en Villa Rosa. Esos que anunció con un cartel en la puerta de su country, Club de Campo Pueyrredón y que terminaron siendo demasiados evidentes con su principal objetivo, evitar los desbordes del arroyo en la urbanización privada donde vive. Los caños colocados sólo se extienden a lo largo de ese predio. ¿Y el resto de la calle hacia la ruta 25? ¿Y los vecinos del barrio Luchetti? Siguen de la misma manera, sufriendo con el agua en cada lluvia.

 

Dentro de sus elecciones, priorizó las mejoras en el centro de Pilar antes que desembarcar en los barrios. Así levantó asfaltos en buenas condiciones en las calles Lorenzo López, Tucumán, Francisco Ramírez, Belgrano, entre otras. Aunque al igual que Santiago Maldonado, se desconoce el paradero de esos restos de cinta asfáltica. No obstante, Pilar Político pudo obtener el presupuesto de cada batea que se extrajo de las vía pública, entre $15.000 y $20.000. Es la suma que abonaron algunos barrios cerrados para los trabajos en sus accesos.

La presencia de Guillermo Iglesias no es grata para todos en el gobierno de Nicolás Ducoté. Algunos porque conocen o les comentaron de sus maniobras y otros por viejas rivalidades con su esposa, Marcela Campagnoli. Ellos aseguraran que la presencia de Willy no se extenderá más del 2018. “Cuando se acaben las obras, se va a ir”, auguran. Mientras tanto, la golondrina disfruta del buen clima electoral.

 

Deja un comentario