El silencio del ecologista

22/11/2017 | El actual Sub secretario de Participación Ciudadana, Gabriel Lagomarsino, es reconocido en Pilar por sus luchas medioambientales. Se manifestó contra emprendimientos privados como Pilará, San Sebastián, Verasur, entre otros. Sin embargo, su silencio en la pelea contra las termoeléctricas genera más ruido que una turbina de APR Energy.

Como si fuera el nuevo Bernardo del Zorro, Gabriel Lagomarsino se está destacando por restringir su voz crítica a un proyecto contaminante como la instalación de las dos centrales termoeléctricas en la zona de Matheu y Villa Rosa. El Sub secretario de Participación Ciudadana ha hecho de la defensa del medio ambiente como su perfil de dirigente político y en las mayoría de las veces parecía ser un especie de Don Quijote en su lucha contra los molinos de viento. ¿Por qué cambió? ¿Fue una sugerencia del Intendente Nicolás Ducoté que se mantenga al margen? ¿La misma comodidad que lo sacó del Concejo Deliberante es la que lo aleja de los vecinos afectados?

Prácticamente en soledad, Lagommarsino denunció que el proyecto Puertos del Lago, ubicado en Escobar, es un “crimen ambiental”. Y en su vocación de impedir un mayor daño a los humedales y a la costa del río Luján, el ex ARI se manifestó en las oficinas del desarrollador, Eduardo Constantini. En las puertas del Malba realizó una exposición fotográfica de las consecuencias de la construcción de esa urbanización privada y la mantuvo a pesar de la presencia de la seguridad privada a su lado intimidándolo. ¿Qué le sucedió a ese coraje que demostró en ese momento?

En diciembre del 2015, sorprendió a todos cuando como concejal recientemente electo se presentó con un afiche manifestándose en contra de la empresa Eidico. No le importó que esa firma haya apoyado a la campaña de Nicolás Ducoté, priorizó exponer el daño que estaban ocasionando con el country San Sebastián en la localidad de Zelaya.

Fue el mismo Lagomarsino quien no dudo en calificar como “un día triste” la jornada de inauguración de la muestra “Estilo Pilar 2016” en el polémico emprendimiento “Lagoon Pilar”. Lo hizo a pesar que en la foto del corte de cintas estaba Ducoté. “En un distrito donde sólo tres de cada diez personas tiene agua potable, esto es un cachetazo al vecino”, expresaba en abril del año pasado. Remarcó la escasez del recurso y la contradicción que significa tener esa laguna artificial en medio de ese contexto.

“Son cómplices de un crimen ambiental”

Mientras su compañero de gestión, el Secretario de Medio Ambiente, Javier Corcuera, anunciaba con bombos y platillos del famoso “diálogo hídrico”; con el cual se aseguraba que iba a haber un acuerdo de colaboración de aquellas urbanizaciones que ocasionan inundaciones en distintas zonas de Pilar, como Pilará en los barrios San Jorge, El Panchito o Carabassa. Gabriel Lagomarsino se encargó de demostrar que eran sólo palabras y publicó en las redes sociales las imágenes de como continuaban rellenando los humedales.

“Diálogo hídrico” = ¿Diálogo de sordos?

En todos los ejemplos protagonizados por Lagomarsino hubo valor y vocación por defender a la tierra. Sin embargo, en la pelea de las centrales termoeléctricas sólo se muestra como un simple observador. ¿La coyuntura del país y el temor a perder un buen sueldo son más fuertes? ¿O a él si lo convenció Ducoté y cree que APR Energy y Araucaria Energy van a cuidar la salud de los vecinos del lugar? ¿Dónde quedó ese dirigente progresista que siempre priorizó sus valores a un simple puesto político?

Comentarios

  1. Pedro dice:

    Chanta x unos billetes y el cargo se calla la boca. Desilusion total pense q nos iva a defender

Deja un comentario