Funcionarios por siempre con Ducoté

27/02/2019 | El Intendente Nicolás Ducoté mueve a su gabinete pero no echa a sus funcionarios. Los desplaza de sus tareas pero les continúa abonando sus jugosos sueldos. Mariela Paz, Fernando Martínez y Ricardo Male son algunos de los ejemplos.

Hacen mal las cosas o directamente nos las hacen, los vecinos reclaman acciones y el Intendente Nicolás Ducoté los “echa”. Pero no, parece que en el gobierno local ser funcionario de la actual gestión es como que ANSES te otorgue una pensión. No es para toda la vida, pero durará mientras el corazón de Cambiemos siga latiendo en el poder.

Uno de los primeros ejemplo que sorprendió fue el del ex concejal Ricardo Male. Quien fuera integrante de la primera línea del gabinete de Humberto Zúccaro, decidió terminar su período como edil integrando el bloque oficialista. Así obtuvo algunas regalías y pudo viajar por todo el país, y algunos países del exterior, promocionando su libro “El Territorio Invisible”. Pero sus beneficios se prolongaron a pesar de su salida del Concejo Deliberante, ya que siguió cobrando como “Asesor” en la Secretaría de Gobierno. Aunque su suerte se acabó, increíblemente lo dieron de baja 2 VECES.

Desde el inicio de su gestión Ducoté no encontró a su Secretario de Seguridad ideal. Comenzó con Antonio Torres (lo echó porque quiso militarizar el área); siguió con Juan José “Prende y apaga” Perotti, un experto en resetear las cámaras del COM; hasta que llegó al ex comisario Fernando Martínez. Aquel que le recomendó a los countrista que coloquen rejas en sus ventanas, el que le dijo a un vecino de Presidente Derqui que si no estaba conforme cada dos años podía votar, el mismo que terminó con un vocero a su lado para evitar esas expresiones. Ese funcionario no sólo que no brindo seguridad a la sociedad, sino que cuando dejó el cargo de Secretario siguió percibiendo su jugoso sueldo en carácter de “Asesor” del actual titular Horacio Piazzale. ¿Sólo en Pilar al que despiden por “malo” asesora al que contratan por “bueno”?

El caso más reciente de estas “asesorías” es el de la Dra. Mariela Viviana Paz. Quien dejó su cargo de Secretaria de Salud luego de haber sido la responsable de querer convertir la obra del futuro hospital central “Marcelo Castillo” en una playa de estacionamiento, de dejar sin médicos a la guardia del hospital “Juan Cirilo Sanguinetti” por primera vez en sus más de 57 años de vida, de ser parte de la gestión en la cual robaron un bebé recién nacido en la Maternidad de Presidente Derqui; ahora por decisión del Intendente Ducoté pasó a ser “Asesora Secretaria”. ¿Ósea que su desplazamiento fue una pantalla? ¿O seguir cobrando es un recocimiento a su “aporte” para tener un Sistema de Salud Municipal con más deficiencias?

 

Para juntar ramas, mejorar las calles, marcar las zanjas, asfaltar las arterias, Nicolás Ducoté les está mencionando a los vecinos que dependerá del porcentaje de cobrabilidad de las tasas municipales que hay en los distintos barrios. ¿No sería correcto que sean los funcionarios más eficientes los que sigan cobrando? ¿Por qué el estado local paga uno, dos o más sueldos por un mismo puesto?

Deja un comentario