Impunidad china avalada por Ducoté

15/04/2019 | Las violaciones de clausuras en los supermercados chinos ya son habituales y cuentan con la "vista gorda" del estado local. Ayer volvió a abrir el comerciante asiático que está usurpando el local en Presidente Derqui. Allí el dueño había asegurado que habían coimeado a un inspector municipal para continuar trabajando. MIRA EL VIDEO.

Son muchos, son la mayoría y tienen el dinero suficiente para ser más, aunque esos recursos también tienen otros objetivos. Pilar Político ya adelantó que según fuentes municipales la tarifa actual para habilitar un comercio de ese tipo es de U$S 30.000 (más todas las tasas que indican las ordenanzas vigentes). A esa forma de trabajar por parte del gobierno de Nicolás Ducoté, hay que sumarle que también hay costos para salir de las clausuras. En Pilar son “los dueños del pabellón” como canta Pablo Lescano.

Hace unas semanas atrás, el nuevo supermercado que reemplazó al viejo Ultra en la calle Víctor Vergani en el centro de Pilar estuvo en el centro de la escena. Primero por sus múltiples clausuras y los conflictos internos que se generaron por no haber respetado un acuerdo con el empresario chino, “Diego”. Pero para el Juzgado de Faltas N°1, a cargo del Dr. Sebastián Zamarripa, la infracción más grave fue haber violentado la faja de clausura.

Ese tipo de accionar en otros rubros o con empresarios argentinos en el medio significaría el inicio de una denuncia penal. Sin embargo, el poder asiático en complicidad con la gestión local de Ducoté siempre encuentran un punto medio para coincidir y acordar. Inclusive existen “gestores municipales” que se prestan a ir a romper las fajas a plena luz del día, sin ningún tipo de pudor. Como se puede observar en el VIDEO.

Otro caso es lo que sucede con el supermercado chino ubicado en la esquina de Alemania y Ruta 234. Allí el propietario del local, Ezequiel Carbone, denunció la usurpación de su propiedad. En diálogo con Pilar Político aseguró que un vecino observó como coimeaban a un inspector municipal para evitar el cierre del lugar. Y cuando todo empezaba a encaminarse para recuperar su inmueble, ya que la semana pasada finalmente lo habían clausurado, el chino rompió la faja y abrió nuevamente con el argumento: “Estoy perdiendo plata”. Este caso también está a cargo del Dr. Zamarripa.

DENUNCIA DE COIMA DE EZEQUIEL CARBONE.

Esa impunidad de la que gozan en Pilar no parece pertenecer a una coyuntura económica dificilísima para todos. La sociedad de los chinos con Ducoté se afianza cada vez más y el resto parece sólo parece estar destinado a observar, y no poder reclamar. No existen ordenanzas o contravenciones que puedan frenar el poder de los asiáticos.

Deja un comentario