La corrupción en Salud

23/05/2018 | La Estación Saludable le costó más de un $1.000.000 al municipio y hace meses que está cerrada. El concejal Juan Pablo Roldán denunció irregularidades en su compra. Nicolás Ducoté se la adquirió a una empresa publicitaria y no a una firma del rubro. Hoy una estructura similar no cuesta más de medio millón. ¿Por qué hubo sobreprecios? ¿ Por qué cerraron sus puertas y abandonaron el patrimonio municipal?

En abril del 2017, el gobierno local de Cambiemos festejaba la atención de setecientos pacientes en la Estación Saludable de Presidente Derqui, ubicada en la plaza Teófilo Tolosa. Detallaba que habían aplicado quinientas cincuenta dosis de vacunas, tanto en adultos como niños; habían hecho doce trámites del Certificado Único de Discapacidad; se detectaron trece casos de personas con patologías oculares; entre otras actividades. Pero todo eso quedó en el pasado, hoy luce cerrada y la Rendición de Cuentas mostró su lado B. Su costo excesivo para ser simplemente un container pintado de blanco con la leyenda “El Pilar de este lugar sos vos” y lo más extraño es a quien se lo compraron.

Teniendo al Centro de Salud de Presidente Derqui (el que fue expuesto en los medios nacionales por su pésimo estado) a tan sólo 300 metros y al Centro de Salud de Monterrey a otros 800 metros aproximadamente, ambos con graves problemas edilicios; aún no se entiende porque el Intendente Nicolás Ducoté optó por invertir más de $1.000.000 en containers que simulan ser postas sanitarias. Esa explicación comenzó a salir a la luz con el estudio de los concejales del expediente de la Rendición de Cuentas del año pasado. De donde provino la información que la adquisición de ese contenedor se la hizo a una empresa publicitaria. ¿Amiga de quién? Porque según su registro en la AFIP su rubro no incluye ese tipo de transacciones.

 

“La Comunicación 360°, nuestra herramienta. La publicidad tradicional comunica la existencia de una marca, la Activación hace que ella sea parte de tu vida. La Activación es nuestra filosofía”, son los slogans de Mica, mejor dicho Micalon SRL. Quien le facturó al municipio $1.029.781 “por una estación saludable según pliego de bases condiciones. Destino Secretaría de Salud”. Lo raro es que con su CUIT 30-70859420-9 tiene como principal actividad “731009 servicios de publicidad”. ¿A quién se le ocurrió que esa firma podía aprovechar ese llamado a licitación? ¿O solamente pusieron su sello y el contenedor tuvo otro origen?

 

Según el portal web Mica360.com.ar, el trabajo de la agencia con políticos refiere a “Planificación, gestión, diseño y producción de acciones tácticas y estratégicas para campañas políticas y comunicaciones institucionales”. ¿Se olvidaron de la venta de containers? ¿Ducoté cómo justificará ante el Tribunal de Cuentas de la provincia de Buenos Aires esta compra? ¿Cuántas firmas amigas hicieron negocios en el segundo año de la Revolución? ¿Las arcas de la comuna fueron las únicas que palparon la Revolución prometida en el 2015?

Comentarios

  1. Luis dice:

    Esos son dos contenedores que cuestan $ 30.000 cada uno !!!!!

Deja un comentario