La imagen ¿de un triunfo que no ocurrió?

14/08/2017 | Cambiemos festejó que Jesica Bortule fue la más votada pero su cantidad de sufragios fue inferior a los de Unidad Ciudadana. Nuevamente, Nicolás Ducoté no pudo emular el triunfo del macrismo en la provincia de Buenos Aires. Además, volvió a estar por debajo de los porcentajes de las listas nacionales de su espacio.

Al igual que en el 2015 cuando Daniel Scioli obtuvo más votos que Mauricio Macri en las generales y aquel ballotage celebrado en noviembre de ese año; nuevamente el equipo comandado por Nicolás Ducoté no le pudo dar un triunfo a Cambiemos como si sucedió en la provincia. Dividido, peleado, con candidatos “fantasmas” financiados por el propio oficialismo que se presentaron a competir con el único objetivo de dividir; el peronismo le volvió a ganar al macrismo local. Sin embargo, sin mirar a los costados y negando la realidad, Nico y su gente festejaron.

Jesica Bortule fue la candidata más votada de las PASO, como ya se sabía que iba a ocurrir al no tener internas en su espacio. Pero el 31.86% no le alcanzó para superar a la suma total de los votos de la interna de Unidad Ciudadana, la cual ascendió al 35.20%. Alrededor de 5.500 votos de diferencia, que encendieron la alarma de cara a octubre.

En la casa partidaria de Cambiemos ubicada sobre la calle Lorenzo López hubo festejo, con fuegos artificiales incluidos (¿Ducoté no estaba en contra?). Seguramente celebraron la victoria de Esteban Bullrich a nivel provincial, o era el cumpleaños de algún “voluntario”, ya que tampoco obtuvieron el triunfo de las boletas de Senadores Nacionales, Diputados Nacionales y Senadores Provinciales. Nico otra vez será marcado como el líder de una de las derrotas dentro del territorio bonaerense. En Pilar, Cristina obtuvo el 36.97% contra el 33.59% del pre candidato de Cambiemos.

Tanto el segmento de Diputados Nacional como Senadores Provinciales, las victorias también fueron para Unidad Ciudadana. En el primero de ellos por 35.01% a 33.94% y en el segundo por 34.47% a 33.29%.

Al igual que en el 2015, Ducoté será señalado como el Intendente que no aporta triunfos a todo el espacio y que sólo asegura sus victorias personales. Ocurrió con Humberto Zúccaro en el 2009, cuando permitió el corte de boleta a favor de Francisco De Narváez en contra de Néstor Kirchner y a partir su relación con el kirchnerismo no volvió a ser la misma. ¿Será el mismo destino para Nico? ¿Volverá a hacer la vista gorda ante la propuesta de corte de sus militantes peronistas?

 

Deja un comentario