LA noche de Hacienda

02/01/2018 | Los integrantes de la Secretaría de Hacienda despidieron el 2017 con una gran fiesta. Eligieron un reconocido salón de eventos de Del Viso para su festejo. Hubo un importante funcionario que extendió su noche en un boliche del KM 50 y terminó sin su camisa puesta.

Son días en los cuales los contribuyentes de Pilar recibirán sus comprobantes de pago de la tasa de Servicios Generales (ex ABL) con incrementos que oscilan entre el 100% y 300%. Según la explicación del Subsecretario de Ingresos Municipales, Juan Carlos Mairano, la comuna convocó a representantes de la Universidad de Buenos Aires y otras instituciones para reformular el cálculo de lo que deben pagarlos pilarenses. Esto que fue votado por la mayoría del Concejo Deliberante parece que fue uno de los motivos de festejo para toda el área de la Secretaría de Hacienda, ya que despidieron el año con una gran fiesta. Esa que para algunos no fue suficiente y la prolongaron en otro lugar.

“Dos hectáreas de jardín rodeando un amplio y moderno salón con grandes ventanales y una imponente vista” es una de las descripciones de la Quinta El Tata, el lugar elegido por Cecilia Cabrera para que sus funcionarios y sus empleados festejaran el fin de año, el jueves 21 de diciembre. En ese espacio preparado para recibir desde 50 hasta 400 invitados no se privaron de nada.

 

Más de uno no supo controlar la posibilidad de tener alcohol libre y el final de esa velada, alrededor de la una de la madrugada, tuvo que alargarse en otro lugar. Uno de los principales funcionarios del sector fue el líder de esa “mudanza”, de Del Viso al KM 50. Quienes lo siguieron terminaron en Desimona y así continuaron cerca de la barra.

Un año con mejor recaudación, la posibilidad de tener una ordenanza tarifaria a su medida y el triunfo electoral parecen que fueron los motivos para desatar un festejo loco, que tuvo su pico máximo con el funcionario foráneo bailando sin camisa y el torso desnudo entre varias mujeres de la secretaría. Tan emocionado estaba que la ronda de tragos la pagó de su bolsillo (con recursos de los contribuyentes).

La noche de Hacienda pocos de los protagonistas se la van a olvidar, sobre todo aquellos que fueron testigos del desenfreno de uno de los líderes del sector y quien más injerencia tiene en el bolsillo del pilarense a la hora de digitar los costos de las tasas.

 

Deja un comentario