La sociedad que llegó a su final

06/02/2018 | El actual Presidente de SCIPA, Santiago Piermarini, les aseguró a sus compañeros de comisión directiva que no seguirá luego de la renovación de autoridades de este año. Así, el Intendente Nicolás Ducoté perderá a uno de sus aliados en el sector de los comerciantes del centro de Pilar.

Luego de varios años de presidencia de Daniel Castro en la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines de Pilar (SCIPA), la llegada de Santiago Piermarini en el 2016 se tomó como una renovación necesaria para una de las instituciones con mayor historia en Pilar. Sin embargo, no fue la más destacada y se caracterizó por ser un brazo del gobierno municipal que encabeza Nicolás Ducoté. Hace tan sólo unos días atrás, el empresario les anunció a sus compañeros de comisión directiva que no seguirá al frente de la cámara. Así daría por finalizada su sociedad con el egresado de Harvard.

A pesar de que la coyuntura económica durante el 2016, 2017 y el actual 2018 generó el cierre de muchos comercios, Piermarini no se puso al frente de fuertes reclamos para que la Comuna cese con su presión tributaria. Tan sólo un par de comunicados, algún pedido de audiencia y no mucho más marcaron su tibia defensa para con los socios y colegas locales.

Puertas adentro, se conocía que la postura del vendedor de motos, junto con otros históricos socios de SCIPA, era estar a la par del gobierno de Cambiemos, “para que no vuelvan los que estaban antes”. Pero por esa postura política le generaron críticas como la que expresó el propietario de la cadena de supermercados Eco, Roberto Videle. “Tenemos una cámara de comerciantes que no te defiende nunca”, aseguró en diálogo con Pilar Político.

Piermarini festejó su acuerdo con Ducoté para construir una semipeatonal sobre Rivadavia, pero la obra que iba a demorar 45 días por cuadra se convirtió en 4 meses sufrimiento para aquellos que están entre Moreno y Gamboa; pidió que saquen los food trucks de la plaza para fin de año pero recién lo escucharon en febrero. A pesar de sus muestras de lealtad hacia el gobierno de turno, estuvo lejos de haber recibido las mismas actitudes.

No fue una bocanada de aire renovado, no fue apolítico, directamente no fue. Piermarini le dejará el lugar a algún colega que seguramente no esté de acuerdo con él o sí. Pero lo seguro es que los socios que viven el día a día con la actual gestión van a buscar otro tipo de representante.

Comentarios

  1. Gracias a Daniel Castro tuve la oportunidad de ingresar a SCIPA y ver desde adentro como gente que tiene que ocuparse de sus problemas ocupa su tiempo en la cámara para poder generar un cambio. Me asombró la gestión de Santiago y me alegró mucho que se hiciera cargo con su transparencia y sus multiples actividades siendo parte de la Camara de motos, hijos y negocio. En fin, como siempre criticar es muy fácil, estar ahí no es un tema fácil y encima no remunerado, obviamente el que cree que lo puede hacer mejor puede presentar lista y ponerse esos zapatos… Santiago ha sido un buen representante, el tiempo y sus ocupaciones no le han permitido en tan poco tiempo estar a full con el tema gremial, pero se ha ocupado de temas más importantes que no se ven, siempre hay que estar bien con el gobierno de turno, pero ha dado pelea con el tema de la plaza y reventa, me consta… Se viene el cambio de autoridades, quien tome las riendas debe tener el apoyo de todos, sino este es el resultado… medios que no están muy informados sacan notas que no construyen ni dicen nada con fundamento…. y vaya a saber a quien benefician, tipazo Santiago

Deja un comentario