09/01/2020 | Ayer el Consejo Municipal Argentina y Pilar contra el Hambre anunció la implementación de la Tarjeta AlimentAR en el distrito. Se entregarán más de 10.500. Significarán alrededor de $53.000.000 para el consumo local. Un respiro para los más vulnerables que fueron rehenes de los bolsones de comida y subsidios compra votos de Nicolás Ducoté.

Sin dudas en las últimas elecciones, Cambiemos mostró lo peor que el poder puede hacer con su pueblo. A través del fallo de la Jueza Federal María Cervini de Cubría y de la filtración de un audio del propio Nicolás Ducoté quedaron en evidencia las acciones que planificaron para la sistemática compra de votos. El hambre y el desempleo de la sociedad pilarense fueron simplemente herramientas electorales para la anterior gestión.

Ayer con la presencia de Victoria Tolosa Paz, titular del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales, y todos los integrantes del Consejo Municipal Argentina y Pilar contra el Hambre se presentó la llegada de la Tarjeta AlimentAR al distrito. “Es una iniciativa que busca recomponer el ingreso de las mamás más pobres de la Argentina. Ese ingreso va a impactar también en Pilar, en donde estaremos entregando más de 10.500 tarjetas a aquellas mujeres que tienen hijos de 0 a 6 años o que están embarazadas” explicó la funcionaria nacional.

La coyuntura económica-social entre agosto y octubre del 2019, cuando Ducoté llevaba las riendas del municipio, era la misma o peor que en la actualidad. Sin embargo, todas sus acciones sólo tenían como objetivo final ganar la elección sin importar las necesidades de los vecinos. Inclusive así lo entendió la Jueza Federal Cervini de Cubría quien le congeló los fondos de los famosos subsidios por desempleo al interpretar que podría existir “vulneración de los derechos políticos de los ciudadanos más postergados del municipio, en razón de que podrían atentar contra su derecho de elegir libremente a las autoridades que administren el Partido Del Pilar por los próximos años”. No hubo ayuda social sólo una estrategia electoral.

“Empezamos esta mesa diciendo que más que un lugar de reunión este iba a ser un espacio de acción. Por eso, desde Pilar vamos a seguir trabajando con el compromiso de incluir a todos los que en estos años fueron olvidados. Queremos recomponer el daño que nos dejaron y no vamos a parar hasta que haya un plato de comida en cada uno de los hogares de Pilar” lanzó el Intendente Federico Achával, como principal referente de la versión local de la Mesa contra el Hambre.

Sin elecciones a la vuelta de la esquina y ningún otro rédito que responder al verdadero rol que debe cumplir el estado, el Frente de Todos busca estar junto a los más vulnerables. Esos que fueron utilizados y simplemente significaron votos para los que representaron a Cambiemos en los últimos cuatro en Pilar.

Deja un comentario