La última noche del terror: “Cuando Nico nos mandó a dormir sabíamos que estábamos perdiendo”

30/10/2019 | Pilar Político te cuenta algunos detalles de la noche de la derrota de Nicolás Ducoté. La indignación de un encargado de escuela por la mentira sobre el resultado. En off mencionó algunas situaciones de lo que ocurrió en el búnker de Cambiemos. "Ni Nico, ni Ravina o Martignone atienden el teléfono" remarcó.

No lo acompañaban los doce Apóstoles, ni hubo un traidor (sino varios) que le besó los pies, pero para Nicolás Ducoté la noche del domingo fue como “la última cena”. En esa que el pueblo pilarense le dijo basta a los atropellos y la corrupción de su gestión. Pero como no fue una noche más, desde Pilar Político vamos a desglosar algunas situaciones sucedidas.

En la casa partidaria de Cambiemos estaban preparados monitores para que los encargados de escuelas, fiscales, funcionarios y allegados puedan seguir minuto a minuto el resultado del escrutinio con la carga de datos propia. Sin embargo, los encargados de la organización decidieron tener dos cargas paralelas, la real (la de la derrota) y una ficticia para la alegría momentánea de los presentes. Pero como la mentira tiene patas cortas…

JUAN PABLO MARTIGNONE Y EZEQUIEL ABUELAFIA PENSANDO EN COMO TAPAR LA DERROTA DELANTE DE LOS MILITANTES.

En un momento de la noche se cortó la luz en todo el centro de Pilar, “pero en el búnker había un grupo electrógeno por eso siempre la casa partidaria estuvo iluminada, pero desde ese momento no prendieron más los monitores para seguir la carga” aseguró uno de los encargados de escuela oficialistas a PP. Esta persona decidió no revelar su identidad para no tener conflictos y poder cobrar su sueldo hasta el 9 de diciembre.

EL BÚNKER DE CAMBIEMOS EN EL MOMENTO DEL CORTE DE LUZ.

“Cuando Nico salió y dijo que estábamos 100 votos arriba, y nos mandó a dormir sabíamos que estábamos perdiendo. Nos miramos entre algunos y nos dimos cuenta enseguida” remarcó este testigo directo de la noche de la caída de Ducoté. Esa percepción fue tan acertada como manipulada la carga de datos, tanto en el Correo Argentino (propiedad de la familia Macri) como en el búnker de Cambiemos para los militantes del ex Intendente.

Deja un comentario