Las múltiples contrataciones de Mairano

08/08/2017 | El Subsecretario de Ingresos Municipales, Juan Carlos Mairano, ingresó a diez personas nuevas a su área. Serán parte del equipo de fiscales de Cambiemos en las PASO del próximo domingo. Además, imitando a su colega Fabián Ferraro, también contrata a capacitadores con excesivos sueldos.

Con una planta municipal de alrededor de 6000 empleados, Nicolás Ducoté sabe que no cuenta con el apoyo de la mayoría de esos trabajadores, ni siquiera con la voluntad de ellos de fiscalizar en las próximas PASO para Cambiemos. Por eso, dio vía libre a sus funcionarios a que piensen diferentes alternativas para sumar fiscales. El Subsecretario de Ingresos Municipales, Juan Carlos Mairano, la hizo simple, contrato a más personas para ese objetivo partidario. ¿Y la economía de la comuna? ¿Y la austeridad? Para otro momento, esto no afecta a las comisiones que cobra por recaudación.

Durante la semana pasada, los actuales municipales observaron como día tras día se fueron incorporando nuevos compañeros al área de Hacienda. Diez para ser más exacto, todos pertenecientes a Ingresos Públicos, todos con la cabeza enfocada en los cursos de fiscalización electoral más que en los trámites municipales correspondientes al sector que pertenecen.

Como le sucedió a varios Secretarios, Subsecretarios y Directores, Mairano recibió varias negativas a la hora de pedir colaboración para la fiscalización del domingo. Su respuesta como en muchas otras ocasiones fue el destrato de múltiples formas hacia esos trabajadores, como el traslado constantes de áreas de trabajo.

Copiando lo malo

Pilar Político ha puesto en evidencia el dinero que Fabián Ferraro destina en sus innumerables nombramientos a “capacitadores”. Esa modalidad también la adoptó el mencionado Mairano. Quien por ejemplo contrató a un profesional “amigo” para llevar adelante una capacitación de “Auditoría Fiscal”, a quien por 9 horas de trabajo le pagarán $40.000. ¿Cuántos municipales de su sector tienen un sueldo similar por esa cantidad de tiempo? Es una de las tantas preguntas que el funcionario procesado debería responder en estos tiempos.

   

Deja un comentario