Mismo conductor, ¿igual final?

04/09/2017 | Hace poco menos de una semana el Intendente Nicolás Ducoté protagonizó un choque en la autopista Panamericana. Sus custodios golpearon su auto desde atrás. ¿Su municipio tendrá el mismo destino? ¿Conducir no es la mejor virtud del egresado de Harvard? ¿O quienes lo secundan lo están empujando para que se tire a la banquina?

Fue tan sólo una noticia más, las consecuencias del choque de Nicolás Ducoté no fueron más que el shock del momento y lo más importante es que la salud de todos está en perfecto estado. Sin embargo, la imagen del auto oficial destrozado es todo un símbolo de la gestión del actual jefe comunal. ¿Tendrá el mismo final en uno de los municipios más ricos de la provincia como el mismo rotuló a Pilar en más de una ocasión? ¿Es un pésimo conductor? ¿O son los propios acompañantes quienes quieren verlo tirado y por eso al igual que los custodios chocan su vehículo?

Cuando Ducoté ya había ganado las elecciones generales en octubre del 2015 dio una conferencia de prensa en la cual anunció su forma de gobierno, su formato de gabinete, “horizontal” según lo describió. En aquel momento aseguró que de esa forma todos iban a tener casi las mismas facultades que el propio jefe comunal. Y así sucedió, muchos de los funcionarios que él eligió, o le impusieron, hacen y deshacen a gusto, y muchas veces no de la mejor manera. Inclusive dejando una mala imagen del líder de Cambiemos, aunque el desconozca esas situaciones.

¿Por qué quieren verlo caer sus propios asesores? Esto puede ser intencional o simplemente le están poniendo obstáculos en su camino por incapacidad de ellos mismos. Los ejemplos más claros son los responsables de las áreas de Salud y Desarrollo Social. En la primera, tanto Carlos Kambourian como Mariela Paz han logrado arancelar parte del sistema, lo cual hizo que el servicio dejará de ser público. Quitaron especialidades de los centros de salud barriales, para centralizar todo en Pilar y así bajar la cantidad de asistencia de vecinos. En el segundo, Fabián Ferraro ni siquiera importando a la mayoría de sus directores desde Moreno logró que sus propios asistentes avalarán su mala gestión. Tuvo que cambiar dos veces a la Directora de Niñez.

Un buen conductor elige a sus acompañantes que incluye en su viaje. Ducoté aún no supo quienes son confiables para sentarlos a su lado. Primero optó por hacer un acuerdo con Osvaldo Pugliese, luego lo desechó. Le subieron al coche a Jesús Cariglino, pero le instaló una pyme en la propia comuna y no le dio ninguna solución. Eligió a José Molina con el objetivo electoral de eliminar a Federico Achaval en su camino hacia el 2019 y le volvieron a fallar.

El miércoles pasado fueron sus custodios quienes lo chocaron con su propio auto. ¿Cuánto tiempo falta para que Nicolás Ducoté ingrese a boxes, cambie las gomas e intente llegar al 2019? ¿Podrá hacerlo o el mismo será quien la próxima vez choque contra la realidad de Pilar?

Deja un comentario