Nico empezó a manejar por la ruta del dinero K

01/03/2018 | El Intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, está decidido a alquilar una obra en construcción a la empresa Real State Investments Fiduciaria SA. Esa firma está involucrada en el caso de Lázaro Báez y Leonardo Fariña. Tiene planificado gastar $120.000.000 en el edificio ubicado frente al hotel Sheraton Pilar. ¿Y la transparencia?

En el año 2013, una investigación del programa televisivo “Periodismo para Todos” dio origen a la causa conocida como “la ruta del dinero K”. La misma que tiene como principales protagonistas al empresario constructor Lázaro Báez y a uno de sus testaferros, Leonardo Fariña. Increíblemente parte de los recursos económicos que manejaban ilícitamente se invirtieron en Pilar, puntualmente en la obra de un edificio que nunca se finalizó frente al hotel Sheraton Pilar. Ese “esqueleto” con aroma a corrupción es la obsesión del Intendente Nicolás Ducoté. Allí quiere colocar oficinas municipales y tiene planificado comprar el lugar. ¿Nico ya está manejando por la ruta del dinero K?

Una de las firmas que utilizaron Báez y Fariña para blanquear el dinero generado por la obra pública es Real Investments Fiduciaria SA. La misma que entre su patrimonio actual posee el “esqueleto” ubicado en el KM 49.5 de la Panamericana. Ese mismo que durante esta semana fue desmalezado por personal municipal, tanto en sus veredas como en su interior. ¿Trabajadores estatales en un predio privado? Si, a plena luz del día y sin esconderse.

¿Con qué dinero puede Ducoté comprar ese lugar? El Concejo Deliberante junto con la votación del nuevo Código de Ordenamiento Territorial también autorizó que el ejecutivo alquile por diez años un edificio (inclusive “una estructura donde esté el esqueleto, una casa derrumbada, etc”), con la modalidad de leasing, osea con opción de compra al termino de ese período. Para ello cuenta con $120 millones “actualizables por CER”, quiere decir que depende de la inflación. Osea se desconoce realmente cuál va a ser el monto final destinado a ese “alquiler”. En el mismo expediente, tiene un artículo que menciona que el lugar debe estar en un radio que no supere los 2.500 metros de actual palacio municipal. Pero agrega una excepción (una más de la gestión), “si está ubicado sobre Panamericana”.

Increíblemente, con la decisión tomada de hacer negocios con la firma que involucra a Lázaro Báez y Leonardo Fariña, Ducoté y sus concejales lejos de cuidar el patrimonio de la comuna optaron por darle a esa parcela el mayor indicador en el nuevo COT. Eso determina que el valor de la propiedad se incrementó deliberadamente y eso le va a costar a las arcas de la comuna.

Se viene un nuevo Pilar, con oficinas con vista a la Panamericana, a tan sólo metros del coqueto KM 50, con uno de los mejores hoteles cruzando la calle, con un gimnasio a un par de cuadras para tener un intendente joven y atlético, con las camas elásticas listas para que salte como a él le gusta; pero ¿al final quién va a asumir el costo? ¿Quién va a seguir estando en Pilar cuando termine ese contrato de diez años? ¿No existen empresarios sin antecedentes que puedan negociar con el gobierno local? ¿O a Nico le seduce la posibilidad de hacer transacciones turbias que lo coloquen en los medios nacionales?

 

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Respuesta a la pregunta sobre transparencia : se la pasan por dónde no les da el sol !!!

Deja un comentario