“¡No a las termoeléctricas!”

30/10/2017 | Vecinos de Villa Rosa y Matheu se manifestaron en contra de la continuidad de la instalación de las termoeléctricas avaladas por el gobierno municipal de Nicolás Ducoté. El Intendente la semana pasada admitió que está de acuerdo con el proyecto que llegó al distrito por órdenes del gobierno nacional. Contaminación sonora, falta de agua, la transformación de la zona en un reservorio de gas oil y conflictos viales son algunas de las consecuencias que sufrirán los residentes en un futuro próximo.

Cuantas veces la generación de los ’90 han observado capítulos de los Simpsons y se reían de los problemas ambientales que provocaba la planta nuclear a la ciudad de Springfield. Lamentablemente esa ficción puede convertirse en realidad en nuestro distrito, puntualmente en Matheu, en el límite con el partido vecino de Belén de Escobar. Con la aprobación del Intendente de Pilar, Nicolás Ducoté, por expreso pedido del Presidente Mauricio Macri, las empresas Araucaria Energy S.A. y APR Energy SRL están instalando dos termoeléctricas que generan mucho temor entre los vecinos de la zona. Por eso, lo convocaron la semana pasada al jefe comunal y durante el fin de semana se manifestaron con un solo pedido: ¡No a las termoeléctricas!

¿Así se vera Pilar en poco tiempo?

Aquellos que viven en los barrios privados Campo Chico, Campo Grande, Los Pilares, La lomada, Los Sauces, entre otros, derribaron los muros que los divide del resto de la sociedad y se unieron en el reclamo de frenar esa futura fuente de contaminación. No quieren que sus hogares se conviertan en desiertos o posibles bombas, debido a la gran cantidad de gas oil con el cual convivirán a tan sólo metros de sus casas.

 

A fines del año 2016, las empresas Araucaria Energy S.A, y APR Energy SRL obtuvieron el “uso conforme de suelo” para la construcción de sendas centrales térmicas de 250 MW, en los terrenos situados en la intersección de la Ruta 25 y la Calle Alborada que abastecerán a la Subestación existente de Edenor (Matheu III). Ese tipo de industrias, por la contaminación que genera en el aire, suelo, agua y por el peligro que implica el manejo de los combustibles asociados (gas y Diesel oil o Fuel Oil) y su manipulación están caracterizadas como industria de categoría 3. Según la ley 11459 de radicación industrial indica que deben estar ubicadas en un Parque Industrial alejado de la población y requieren de un certificado de aptitud ambiental.

Termoeléctricas, el tema del que no quería hablar Ducoté

Tanto en documentos que han redactado y lo que manifestaron el sábado pasado, los vecinos temen por posibles explosiones; riesgo de incendios; de derrames de combustibles; contaminación de las emisiones gaseosas de oxidos de nitrógeno y azufre, las cuales generan enfermedades pulmonares y lluvias ácidas; el ruido en el ambiente por el trabajo de las turbinas; el intenso tráfico de camiones, se especula que más de 100 camiones por día llevarán gas oil; escasez de agua por la extracción de las plantas; entre otras situaciones.

Según la información oficial de la comuna, la cual está incluida en el expediente, las plantas en cuestión van consumir alrededor de 5000 m3 de agua por día de las napas del Puelche, van desechar miles de litros de agua al Burgueño a una temperatura de aproximadamente 45 grados; y van a traer camiones de diésel a diario, manipulando unos 13.000 litros de gasoil.

Preocupación, temor, miedo son todos los estados por los cuales los vecinos están atravesando. Piden respuestas a las autoridades, pero hasta lo único que obtuvieron fue: “Se necesita contaminar a diez mil personas para darle luz a ciento cincuenta mil” de parte de Nicolás Ducoté.

 

Deja un comentario