Otro fracaso de Ducoté y van…

11/01/2019 | Cerraron todas las bocas de pago BAPRO promocionadas por el gobierno de Nicolás Ducoté. Había anunciado la apertura de 12 como mínimo y 18 como máximo. Sólo llegaron a ser 3 y ahora no queda ninguna. Internamente indican que hubo irregularidades con el dinero recaudado.

En el inicio de la gestión de Nicolás Ducoté se tomaron muchas decisiones, pocas de ellas tuvieron el efecto deseado. Una data de marzo de 2016, cuando el Intendente de Vicente López, Jorge Macri, llegó en su carácter de Presidente del Grupo BAPRO y firmó un acuerdo con el municipio de Pilar para abrir más bocas de pago. Ese convenio generó el primer conflicto entre la Cámara de Comerciantes de Pilar y el estado local. Y luego de casi tres años de ese mediodía, esa situación fue lo único resaltable de aquel contrato.


“Nuestra aspiraciones es que en estos cuatro años el Estado dé respuestas a los vecinos en sus propias localidades y abarca los 350 km2 de extensión que tiene Pilar, con un mínimo de 12 bocas de pago BAPRO y con un ideal de 18”, se ilusionaba Ducoté en el 2016 (¿O estaba ofreciendo otro espejito de colores?). “Cada localidad tendrá su Centro de Atención Vecinal, ofrecerá a la posibilidad de realizar trámites de Registro Civil, bancarios y todo lo necesario para descentralizar al municipio”, argumentaba lo que para muchos internamente lo calificaron como un negocio más.

BAPRO EN EL HOSPITAL SANGUINETTI.

No fueron 12, menos 18. De esa firma entre el egresado de Harvard y el primo del Presidente se concretaron solamente 3. Todos ellos ubicados en el centro de Pilar. El que menos vida útil tuvo fue el instalado en la guardia del hospital Sanguinetti. “Lucía (Ravina) insistió que había que poner uno en el hospital”, manifestaron fuentes municipales en aquel momento. “Te imaginas a la gente viniendo al hospital a hacer la fila para pagar los impuestos, y que estén con todos los enfermos de la guardia, que están llenos de gérmenes”, criticó la histórica Dra. Mirta Ortega Sanz en un diálogo con Pilar Político. Eso ocurrió, pero la lógica hizo que lo cerraran rápidamente.

Los que más duraron, con intermitencias, fueron los que ubicaron en el palacio municipal y en el shopping Pilar Point. Estuvieron abiertos hasta el final del 2018. El segundo tenía el objetivo de estar a disposición del cobro de las tasas provinciales y nacionales del centro de documentación rápida y de la sede de documentación para extranjeros. Aunque pocas veces funcionaba con los mismos horarios que esas oficinas.

 

Ducoté se peleó con SCIPA para tener los BAPRO y nunca pudo cumplir con la cantidad prometida para facilitar el pago a los vecinos. ¿Es otro fracaso más? ¿O como fuentes municipales le aseguraron a PP fue simplemente “un negocio más”? ¿Se scabó la rentabilidad y se bajaron las persianas? ¿Existen acciones de la gestión que no encubran actividades turbias con empresarios “amigos”?

Comentarios

  1. Hubo un Bapro en el hospital ? Ni me enteré, no se puede ser tan PELOTUDE

Deja un comentario