¿Otro salto más de Trindade?

01/06/2018 | El actual Presidente del Concejo Deliberante, Gustavo Trindade, amaga con dejar Cambiemos. Su destino elegido sería estar nuevamente bajo la figura de Felipe Solá. Así el "canguro" de la política local retomaría su habituales saltos. Repasamos sus múltiples caras a lo largo de su carrera.

Increíblemente, este especie de kurdo de la política local parecía que había encontrado su tierra. Donde poder asentarse por unos años, pero no. La ambición del actual Presidente del Concejo Deliberante hace que ya esté pensando en abandonar el barco que lo puso en los primeros planos durante el último año y medio. Gustavo Trindade está analizando seriamente en dejar Cambiemos. ¿No se bancó la presión de otro peso pesado como Carlos Arena? Es probable. Su alternativa es regresar con Felipe Solá, con quien estuvo entre los años 2008 y 2011. Pilar Político repasa al hombre record en Pilar, el que tiene más camisetas que el museo de Messi.

  Walter Duraznito Albiaque y Daniel Ondarza, personas cercanas a Trindade en aquellos años felices. 

Fue parte del triunfo de Humberto Zúccaro en el 2003, lo más importante que hizo fue cantar el spot de campaña. Pero su ego le permitió permanecer en la gestión hasta el 2007 cuando ocupaba el cargo de Director de Relaciones con la Comunidad. Sin participación en las elecciones de ese año, reapareció en el 2008 para presentar un equipo técnico con miras al 2009. Allí comenzó con su gira de referentes políticos, que continúa hasta hoy.

Primero decidió alinearse a Felipe Solá, eso ocurrió tras la ruptura del ex gobernador con el Frente para la Victoria en el conflicto de la 125. En esa ocasión, el llamado Peronismo Federal decidió utilizar el sello del frente Unión PRO para presentarse a competir en las legislativas. Gustavo Trindade integró la lista local, esa que fue manoseada como pocas. Al vecino de Manzanares lo colocaron tercero, luego primero y finalmente séptimo por las internas del macrismo (donde está ubicado hoy). Con Francisco De Narváez a la cabeza en la provincia, aquí logró un gran caudal de votos terminando segunda detrás del FPV. Pero el “saltarín” no entró, sólo cuatro concejales obtuvieron el pasaje directo al HCD. Pero cuasi extorsivo y para nada democrático, el folclorista había acordado con los candidatos que estaban por encima de él que renunciarían para que ocupe la banca entre el 2009 y 2013.

Su camino a la lucha por la intendencia en el 2011 fue el más traumático, se perdió tantas o más veces que un motociclista en el Rally Dakar de los desiertos argentinos. Lejos de cuidar las formas, sus vaivenes estuvieron a la vista de los vecinos. Su unidad básica se encontraba en Ruta 8 e Ituzaingó, un lugar grande con dos plantas al cual primero le puso un cartel con los colores alusivos y referenciando a De Narváez, que sólo duró un par de días, lo que tardó en definir que acompañaría a Eduardo Duhalde con Unión Popular. Todo terminó con la derrota en octubre del 2011, cuando obtuvo sólo el 4%. Casi una muerte política para alguien que esperaba y apostaba a mucho más.

Con inconvenientes de salud en el 2012, pocos creían que se presentaría en el 2013 pero lo hizo. Accedió a una lista colectora dentro del Frente Renovador, apadrinada por el entonces Senador provincial Jorge D’Onofrio, y así se ganó cuatro años más concejal. Su estadía en ese sector sólo duró los meses de campaña. En los cuales decidió pelear sólo por su primer lugar en la lista y dejar de lado la lucha por quienes lo acompañaban, como Noemí Barrio quien terminó cuarta.

Prácticamente sin chances que el massismo lo deje participar en el 2015, donde estaba el Intendente Humberto Zúccaro, deja el FR y junto a su referente Gustavo Posee pasa al PRO. Allí quiso competir con Nicolás Ducoté y no lo dejaron. “Ducoté no es lo peor de la política, representa la antipolítica”, explotó de bronca en la previa de las PASO. “A la ciudadanía que tiene que debe tener cuidado con estos personajes que aterrizan en la política y no se conoce su pasado, qué es lo que hicieron antes de llegar a ocupar un cargo en Pilar”, advirtió. Un visionario.

A las palabras se las llevó el viento, ¿y las convicciones? Habrá que seguir buscándolas. Lo concreto es que el pasado reciente indica que Trindade está ocupando una banca por tercer período consecutivo por haber sido segundo en la lista del Intendente Ducoté en el 2017. Pero no es suficiente, en el 2019 quiere competir por lo más alto y como siempre su plan contempla un nuevo salto. ¿Panqueque? No, a esta altura ya es un acróbata de la política, ya casi no toca el piso y va de un lado hacia otro.

Comentarios

  1. Juan J dice:

    Absolutamente falto de credibilidad, de principios. El próximo salto que puede hacer es al vacío, con su guitarrita al hombro. Algún pilarense puede ser tan idiota de votarlo? Sólo una lista sábana podrá salvarlo. Ciclo cumplido.

Deja un comentario