¿Por qué los food trucks están exentos de las tasas municipales?

20/12/2017 | El conflicto entre Guillermo Lindoso y Fabián Martínez expuso las ventajas que el municipio les cedió a los food trucks de la plaza 12 de octubre. No pagaron habilitación, seguridad e higiene, ningún empleado posee la libreta sanitaria expedida por bromatología a comparación de los comercios de la zona. ¿Quién se benefició con la presencia de esos puestos?

“Si explota una garrafa, nadie se hace cargo porque eso está totalmente fuera de control”, con esas palabras el Secretario de Desarrollo Económico Guillermo Lindoso calificó la situación ilegal de los food trucks, o “Carritos de Pilar” como los denominó la Dirección de Turismo a cargo de Fabián Martínez. Pero el ex Delegado del Ministerio de Trabajo no se quedó solamente en esa frase explosiva, sino que detalló todas las normativas con las cuales esos “comercios ambulantes” no cumplen por decisión del área municipal que las avala. Paralelamente los comerciantes locales se sienten asfixiados por la presión tributaria actual y futura de la comuna. ¿Quién se benefició con la llegada de estos nuevos gastronómicos?

Afortunadamente para el comercio pilarense se está terminando un 2017 duro, en el cual el relevamiento de las ventas que realiza la Sociedad de Comerciantes, Industriales, Propietarios y Afines (SCIPA) de manera mensual ha demostrado bajas en casi todo el calendario. En el mismo que ha tenido muy poca ayuda desde el estado local; y si en cambio, una presión extrema para el cumplimiento con todas las tasas y más. Las mismas que nunca se les exigieron a los denominados “Carritos de Pilar”.

 

Para aquellos que desconocen los trámites necesarios para abrir las puertas de un local gastronómico se debe pagar una habilitación; una inspección de bromatología, donde las personas que trabajarán deben tramitar su libreta sanitaria con un curso previo de manipulación de alimentos; también es obligatorio obtener el conforme de bomberos, lo cual incluye la presencia de un matafuegos para cualquier emergencia. A partir de su apertura, se pagan las tasas de Servicios Generales (ex ABL), Seguridad e Higiene dependiendo de su facturación y Publicidad en caso de tener carteles en la vía pública. Los “Carritos de Pilar” quedaron exentos de todas esas obligaciones. ¿Quién se benefició?

 

Los gastronómicos actuales sufrieron este 2017 y aquellos que se animen a ingresar al rubro la pasarán peor en el 2018. Debido a que, en la nueva ordenanza Tarifaria los montos de habilitación se han incrementado entre un 900% y 1000% más. Por ejemplo, una rotisería de hasta 50m2 pagaba $1500 de habilitación, desde enero ese trámite costará $13.406. ¿Cada “Carrito de Pilar” va a pagarlo? ¿A quién le conviene que sigan en la plaza 12 de octubre?

Ya no es negocio abrir un parri pollo

No lo dice Pilar Político, lo aseguró un funcionario de la gestión de Nicolás Ducoté, “está totalmente fuera de control”. Por eso reiteramos la consulta, ¿a quién le sirve que los “Carritos de Pilar” sigan siendo una competencia desleal para el resto de los comerciantes habilitados? ¿Les devolverán a los contribuyentes el dinero perdido por la presencia de esos puestos ilegales? ¿Qué hubiera ocurrido si la interna entre Lindoso y Martínez no se exponía ante los directivos de SCIPA? ¿Iban a continuar sin pagar las tasas que corresponden?

 

 

Comentarios

  1. Lucio López dice:

    no sabia que no pagaban impuestos ni habilitación, me siento defraudado y es totalmente desleal hacia mi trabajo que hagan esto desde el mismo municipio ya que nosotros para cada evento habilitamos como corresponde y pagamos un canon en la municipalidad por cada Food Truck que participa, Como puede ser que el municipio me exija habilitar (que esta perfecto) los Food Truck que participan en nuestros eventos y ellos que tienen que dar el ejemplo no los habilita y no pagan ningún tributo?
    Es una competencia totalmente DESLEAL que se use toda la estructura municipal (todo lo que conlleva organizar un evento) para armar un evento y que nadie pague o que pague el municipio o los vecinos porque en definitiva salen de los impuestos que pagamos. Y nosotros que pagamos como corresponde seamos perseguidos y prácticamente expulsados por la competencia desleal que tenemos desde el mismo municipio.
    Trabajo de organizador de eventos desde 1.994 y en Pilar no se respeta el trabajo del Organizador de Eventos, un lugar donde dicen querer imponer como polo de eventos no se tenga en cuenta a los organizadores de eventos es raro, El tema pasa por querer acaparar todo desde el municipio, y es totalmente erróneo, creo que cada uno tiene que cumplir con su función, elegimos gente que nos representen que nos gobiernen no que nos saque trabajo o que compitan en forma desleal con nosotros.
    Para no ir tan lejos, si bien estamos a años luz de ellos, hace 20 días hicimos un evento donde fueron más de 10.000 personas en capital y recibimos todo el apoyo del gobierno, desde transito, seguridad, ambulancia etc, es lo más lógico, es para cuidar a la gente a los ciudadanos que pagan los impuestos no están cuidando al organizador de eventos, esto en Pilar no pasa, todo lo contrario, existe este tipo de competencia desleal que cada vez me quitan o nos quitan mas trabajo.
    Lucio Lopez
    Organizador de Eventos

Deja un comentario