¿Por qué nadie quiere ser intendente?

16/02/2018 | Desde el inicio de su gestión, Nicolás Ducoté ya tuvo tres reemplazantes. Sus concejales se pelean para tomarse licencia y así no tener que asumir en el sillón de Rivadavia 660. ¿No comparten su manera de gobernar? ¿Cuándo se devaluó el rango más alto de la función pública local?

Nicolás Ducoté, Sebastián Neuspiller, Miguel Gamboa y ahora Claudia Zakhem se han prestado el sillón de Rivadavia 660 desde el pasado 10 de diciembre del 2015 hasta la actualidad. Las múltiples ausencias del egresado de Harvard obligaron a buscar reemplazantes interinos y esa situación demostró la poca identificación que tienen con él aquellos que eligió para que lo secunden. Licencias, más licencias y otras cosas más tuvo que negociar el líder de la “Revolución” para que alguien se haga cargo de la comuna.

Cuando todavía existía algo de respeto mutuo, Sebastián Neuspiller tomaba el mando y así también inflaba su ego al sentarse en el lugar que siempre deseó desde que ingresó al mundo de la política. Ocurrió en el 2016 cuando Ducoté se fue a Europa, puntualmente a un congreso en Holanda, y también en algunas oportunidades más el año pasado. Pero las decisiones a la hora de armar la lista de candidatos a concejales del 2017 dejó heridas que aún siguen abiertas y así el Dandy decidió no reemplazarlo más.

 

Ante el inconveniente surgido con el ex goleador de Fénix, Ducoté apeló al regreso de Miguel Gamboa al concejo deliberante para poder contar con él para sus vacaciones. El ex sabatellista, socialista, peronista y otras yerbas más, salió corriendo ante el pedido de “Nico”. Se sentó en el despacho en su rol de Intendente interino, accedió a todas las fotos que le pidieron y aprovechó para negociar su “ascenso”. Con el nombramiento como nuevo Subsecretario de Desarrollo Social, el de Del Viso le hizo “ole” a una nueva convocatoria para comandar la comuna.

 

Así Ducoté llegó al tercer escalón de la línea sucesoria de aquella lista ganadora en el 2015 y apareció la radical Claudia Zakhem. A quien también la sacaron a pasear por todo el distrito para demostrar que alguien está manejando la gestión (¿?). ¿Será la primera y la última? Por las dudas la concejal ya adelantó que no tiene intenciones de postularse para ese cargo, ¿fue un aviso para las próximas vacaciones?.

 

Sobre el cierre del 2017, el Intendente envió un expediente al HCD para que sus licencias no deban ser votadas por los concejales. Con el proyecto aprobado, ya hizo uso de esas atribuciones, pero estas últimas vacaciones sorpresivas también le marcaron que debe por lo menos traer alfajores a la vuelta porque ya no le quedan vecinos que le cuiden el rancho cuando se va. ¿O probará con un acto suicida y en las próximas le solicitará a Gabriel Lagomarsino que sea su interino?

 

Comentarios

  1. olga ester cariola dice:

    atencionnnn que vaya buscando intrerino ..queda semana santa!!! y/o feriado por ahi!!!

Deja un comentario