¿Por qué no hubo obras en el 2016?

12/04/2017 | Quedaron sin utilizar más de $200 millones en obras públicas. Podrían haber sido destinados a mejoras de la infraestructura municipal, asfaltos y también en edificios escolares. El municipio conducido por Nicolás Ducoté decidió no hacerlas.

Lejos de poder ser rotulada como una buena administración, la gestión local comandada por Nicolás Ducoté no fue eficiente para mostrar el crecimiento del distrito que prometió en campaña. Muy lejos de ser un municipio fundido, los balances calculados por sus propios funcionarios demuestran que postergó la llegada de muchas obras para los pilarenses.

Una de las primeras funcionarias en ser criticadas por la sub ejecución de su presupuesto fue Marcela Campagnoli. Y ahora sucederá lo mismo, ya que contaba con $149.343.065 del Fondo Educativo Nacional, sin dudas un número que podía cambiar la realidad de muchas escuelas públicas de Pilar. Sin embargo, solamente se hizo uso de $54.460.624; dejando no sólo los casi $95 millones restantes sin ejecutar sino a alumnos con escuelas sin techos, con mobiliario en pésimo estado, con docentes que se disfrazan diariamente de Ignacio Copani y atan todo con alambre para educar a quienes son el futuro del país. ¿Ineficiencia? ¿Inexperiencia? La funcionaria tendrá que responder ante los concejales.

 

No sólo la educación se quedó con ganas de obras, también el resto de la sociedad. Esa que reclama diariamente por mejoras en las calles y los servicios en general que debe prestar la Comuna. La misma que tuvo a su disponibilidad $36.966.152 del Fondo Solidario Provincial, ese que surge del 30% de las sumas efectivamente recaudadas en concepto de derecho de exportación de soja en todas sus variedades y derivados, para ser destinado a infraestructura sanitaria, educativa, hospitalaria, de vivienda y vial en los ámbitos urbanos o rurales de Provincias y Municipios, con expresa prohibición de utilizarlo para el financiamiento de gastos corrientes. De esos recursos sólo se gastaron poco más de $13 millones, dejando de lado $23.779.000 aproximadamente. ¿No alcanzaba para algo más?

La opción anterior no era la única para incrementar la realización de asfaltos, cordones cunetas, refacciones de plazas, ya que la Gobernadora María Eugenia Vidal creó en el 2016 el Fondo de Infraestructura Municipal. Justamente para ayudar a los intendentes al inicio de obras de pequeña y mediana envergadura. A Pilar llegaron $110.588.214 y tan sólo se pusieron en la calle $12.378.164, dejando inutilizados alrededor de $100 millones. ¿No había urgencias que solucionar?

Sin dudas, la plata estaba para ser invertida y generar una mejor calidad de vida para los pilarenses. Pero no se ejecutó, y la incógnita persiste ¿por qué?

 

 

 

Comentarios

  1. Erica Hahn dice:

    😒😞😒😞😒😞😒 DONDE ESTARÁ EL RESTO???? El gran nonete???

Deja un comentario