“Se estaba haciendo bien para que dure mucho”

12/06/2017 | El pasado 6 de junio se liberó al tránsito la calle Chacabuco en Villa Rosa. Su estado es el mismo o peor que antes del inicio de la obra que llevó poco más de tres meses. El trabajo hidráulico realizado sólo beneficia a los barrios cerrados de la zona.

Fueron 105 días que el municipio se tomó para intentar devolverle a Villa Rosa uno de sus accesos más rápidos para conectarla con la Panamericana. Intensas jornadas en las cuales toda la comunidad villarrosense sintió su ausencia; los automovilistas debieron sumarle por lo menos media hora más a sus cálculos para llegar a destinos cercanos a la autopista; los usuarios de la línea 510 también debieron adecuarse a los trastornos que significó su desvío por Chubut; y parece que todo fue en vano. Chacabuco luce igual o peor que en aquel momento cuando el Secretario de Obras Públicas, Guillermo Iglesias, colocó el cartel en la puerta del country Pueyrredón, donde vive.

El gobierno de Nicolás Ducoté decidió endeudarse con la provincia en el inicio del 2016, parte de empréstito tenía como destino resolver el problema de las inundaciones en ese sector de Villa Rosa. Según lo informado, se iba entubar desde el arroyo hasta la calle Salguero del barrio Luchetti pero lamentablemente no se cumplió con ese compromiso. Se gastaron alrededor de $5.000.000 para una obra que sólo cubre las cercanías del country Pueyrredón, el complejo habitacional Las Moras y también Mayling CC. Dejando excluidos de cualquier beneficio al resto de los vecinos.

Apenas se habilitó, el pasado martes 6 de junio, los automovilistas empezaron a transitarla y se encontraron con la realidad. Una arteria con las mismas deficiencias o más que antes. Con gran parte de la misma entoscada, en el sector donde estaban las máquinas de mayor porte. Osea una fue una espera que no rindió sus frutos. “Se estaba haciendo bien para que dure mucho”, argumentó el Intendente Nicolás Ducoté en diálogo con El Diario Regional de Pilar sobre la demora.

“Cuatro meses cerrada Chacabuco, Villa Rosa, cerrada para esto??? Una real vergüenza, ahora a rogar que no llueva porque es tosca!”, manifestaba una vecina en Twitter ese mismo día. “Quedó hecho percha el asfalto, por qué no lo arreglaron un poco antes de abrir”, manifestó otro en el muro de Facebook de Quiero Villa Rosa Hoy. Y otras tantas expresiones más de bronca, indignación o sorpresa por una inauguración que claramente perjudica a la comunidad de la localidad.

Según el Intendente Nicolás Ducoté, asfaltar de manera completa toda la traza desde Panamericana hasta Ruta 25 costaría alrededor de $20.000.000. ¿Será real? ¿No reúne ese monto con la recaudación de las tasas que les cobra a los vecinos e industrias de la zona? ¿O son los funcionarios que viven en Pueyrredón quienes impiden esa mejora para los vecinos del barrio Luchetti?

Deja un comentario