¿Se hace el distraído para pasarla bien?

28/11/2018 | Eduardo Villar es el actual Secretario de Servicios Públicos de Nicolás Ducoté. Sin dudas es el funcionario de primera línea menos conocido por los vecinos. Tiene bajo su órbita a las Subsecretarías de Gestión Territorial pero su relación con los titulares de esas áreas no es la mejor. Su pasado en el estado porteño lo "obliga" a traer proveedores de ese distrito.

“Hace muchos años que vive en Pilar”, fue la presentación en enero pasado desde el santillismo ante la consulta de Pilar Político de la residencia de Eduardo Martín Villar. Como la gran mayoría de los funcionarios de Cambiemos, salió del perímetro de su country, en este caso La Lomada, “para ver los problemas que deberá resolverle a los vecinos” como Secretario de Servicios Públicos. Ya casi ha pasado un año desde esa fecha, y ha sumado importancia dentro del gabinete de Nicolás Ducoté, inclusive sobreviviendo a la eliminación de secretarías. Aunque, los que deberían ser beneficiados con su gestión no lo conocen ni tampoco ven avances en los problemas que son de su responsabilidad. ¿Se hace el b…para pasarla bien?

Según su CV cargado en la red Linked In se recibió de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA en 1989; y luego trabajó en el área de marketing en distintas firmas como Cadbury Stanic Adams, Molinos Río de la Plata, Errepar y El Cronista Comercial. Y desde el 2007 estuvo dentro de la gestión macrista en la Ciudad de Buenos Aires.

Al igual que su antecesora Analía Leguizamón, Villar trabajó junto a su jefe político Diego Santilli en el Ministerio de Ambiente y Espacio Público. El funcionario local sostiene en su curriculum que estuvo a cargo de: “Mantenimiento y Obras en el Espacio Público de la CABA, Vías Vehiculares, Peatonales, Alumbrado Público, Espacios Verdes, Arbolado, Atención Ciudadana, Uso del Espacio Público”. Aquí responde al actual titular de la Súper Intendencia de Salud y aún concejal, Sebastián Neuspiller.

Luego de las modificaciones del organigrama, el porteño tiene a su cargo la Agencia de Residuos; la Subsecretaria de Planificación y Gestión de Servicios Públicos; el Programa de Redes de Gas y Alumbrado; y las Subsecretarías de Gestión Territorial I, II y III. En estas últimas debería mantener contacto más cercano con los vecinos a través de los titulares de cada una, pero prefiere guardarse en su oficina para coordinar cuáles son los proveedores que realizarán los trabajos en la vía pública. ¿Elige a los mejores? No, su lema es: “Más vale malo conocido, que bueno por conocer”. De esa manera, los problemas cotidianos de fácil resolución se están convirtiendo en enfermedades crónicas de cara al 2019.

Más allá de su supervivencia en el ultra criticado gobierno de Ducoté, Villar demuestra en su última Declaración Jurada que está dentro del común denominador de un político macrista, poseedor de un gran patrimonio antes de su arribo al municipio. Dueño de un vehículo valuado en más de medio millón de pesos; propiedades tasadas en más de $10.000.000; depósitos en pesos y en dólares; y recibe $600.000 en concepto de alquileres de oficinas. ¿Sólo vino por la gloria? ¿Y trabaja ad honorem? No, es beneficiario de uno de los sueldos más altos dentro de la Comuna.

 

DDJJ DE EDUARDO VILLAR.

En el inicio del 2018, algunos integrantes de la comuna liderada por Ducoté le aseguraron a Pilar Político que Villar anticipó que su estadía en el municipio dependía de “cómo se sintiera”. “Viste que no es lo mismo Capital que Pilar” agregaron. Tan inseguro estaba que en sus primeros quince días al frente de su secretaría prefirió tomarse unas vacaciones ¿Y su adaptación funciona? Perfecta, generó vínculos más cercanos con empresarios de CABA y no tiene ningún tipo de exposición ante la comunidad. Como si fuera un funcionario virtual para los pilarenses.

Deja un comentario