Sigue el negocio de la obra pública en Pilar

11/06/2019 | Eduardo Gutiérrez y Mario Montemitoli son los empresarios locales que se quedaron con los fondos de las obras públicas más importantes importantes del distrito. Con la particularidad que cuentan con el aval del Intendente Nicolás Ducoté para no terminarlas. Por el primero pidieron tres años y medio de cárcel. Al segundo le allanaron sus oficinas por la denuncia penal que recae en contra de la administración municipal por desvío de fondos públicos.

Asfaltos, plazas, red de agua y cloacas son algunas de las obras que incluía el Plan Hábitat del gobierno nacional para el barrio Monterrey en Presidente Derqui, todo iba a estar construido por las firmas Vialme SA y Smith Molina, propiedad de Mario Montemitoli. La nueva Ruta 25 desde Pilar hasta el centro de Villa Rosa es la obra que aún Grupo Farallón no puede terminar. Centenares de millones de pesos para Eduardo Gutiérrez y Mario Montemitoli. Los constructores amigos de la gestión de Nicolás Ducoté.

Decenas de accidentes ya se registraron en la interminable obra de la Ruta 25. Su falta de semáforos al principio, su oscuridad y los desniveles ocasionaron muchos choques de vehículos y también caídas de ciclistas. Sin embargo, desde la Comuna nadie salió a presionar a Eduardo Gutiérrez para que finalice. Y nadie lo hará, quien está acusado de testaferro del ex funcionario nacional José López es uno de los empresarios más queridos por el Secretario de Obras Públicas de Pilar, Guillermo Iglesias. “Socios” y vecinos en el country Pueyrredón, donde Ducoté inauguró la remodelación de la entrada el pasado 25 de mayo.

Aún no se sabe si Gutiérrez va a ser condenado a tres años y medio de prisión, como lo pidió el fiscal Miguel Ángel Osorio en la causa Bolsos, por ser considerado testaferro de López en la adquisición de propiedades. Como tampoco se conoce si en algún momento los vecinos podrán circular por la Ruta 25 sin correr riesgos de tener un accidente. Mientras tanto, Ducoté e Iglesias miran para otro lado, ¿para defender a su amigo? ¿O por qué ya no tienen ninguna respuesta para dar?

En el inicio del mandato de Cambiemos en Pilar, Grupo Farallón estaba en la mira de todos los medios nacionales. Por ello, a nivel local el constructor Mario Montemitoli fue la pantalla para continuar con la sociedad con Gutiérrez. Vialme SA y Smith Molina son las firmas con las cuales ganaron infinidad de licitaciones o recibieron contrataciones directas. Ahora esos nombres suenan más fuertes por las obras fantasmas en el barrio Monterrey en Presidente Derqui. Ni plazas, ni red de agua y cloacas, ni asfaltos, nada realizaron con los $180.000.000 que envió el gobierno nacional.

Ducoté, Iglesias, Gutiérrez y Montemitoli recién se preocuparon cuando fueron denunciados penalmente por el desvío de fondos públicos. Y aún más cuando la semana pasada fueron allanadas las oficinas de Vialme SA y Smith Molina. Por ello, en los últimos días improvisaron algunas plazas en el barrio. ¿Y si no había una denuncia? ¿”Si pasa, pasa” era la intención del tándem Gobierno-Constructores?

Comentarios

  1. Florencia dice:

    [email protected]

    MUCHOS MUCHOS SECRETOS

  2. Carlos dice:

    Ni hablar del asfalto que iglesias saca a nombre de pilar y lo lleva para Merlo , investiguen un poco esto si quieren hacer periodismo en serio ….
    grant se cansa de mandar bateas todo los días para pilar jajajajaj ponele …
    el último día que lo investigue 7 bateas conté salir con destino Merlo pero sacadas por pilar ? No estarán vendiendo el material caliente en efectivo más barato para hacer cajita no ?

Deja un comentario