“Su palabra y su interés por la discapacidad dejan mucho que desear”

06/06/2017 | Carta de un vecino del B° Solares del Norte de Luis Lagomarsino al Secretario de Gobierno, Diego Ranieli. Le pide ayuda para una familia que tiene a tres chicos discapacitados. Le remarca que le prometió algo al padre de esos niños y no cumplió.

Hace nueve meses, Pilar Político TV acudía al  B° Solares del Norte ante el llamado de los vecinos del lugar, quienes querían hacer reclamos muy comunes al resto del distrito, como la falta de recolección de la poda, el mal estado de las calles o la falta de planificación de un sistema  hidráulico que evite las inundaciones ante simplemente la caída de una lluvia normal. Pero esos problemas cotidianos con los cuales convivían eran más complejos para una de las familias del lugar, debido a que sus tres hijos viven en su hogar en camas ortopédicas y con respirador mecánico. Con el papá de ellos habló el Secretario de Gobierno, Diego Ranieli, le prometió una ayuda que nunca llegó y que en un breve mensaje se lo recuerda un vecino del lugar.

“Yo tengo 20 cm de agua cada vez que cae una gota, estaba pensando en irnos del barrio porque tengo tres pibes que viven con respirador mecánico y tienen camas especiales tipo ortopédicas. Tienen todo un equipamiento domiciliario para el tratamiento de ellos”, manifestaba el papá damnificado en el 2016. “Cuando hago el reclamo, me piden que los que son electro dependientes los traslade al centro hospitalario más cercano. Lo que les decía que lo puedo hacer una vez, dos veces, pero no puedo estar cada vez que cae un gota, trasladando a los chicos”, expresaba.

Delante de esa familia y de otros vecinos, Ranieli prometió obras para el barrio. Sin embargo, a pesar de las prioridades que la lógica indica, el municipio al cual representa el ex juez de faltas no estaría avanzando de acuerdo a esas necesidades.

“Dr. Ranieli, le recuerdo que cuando estuvo reunido con algunos vecinos de Solares le prometió al papá de los tres chicos discapacitados que les iba a hacer la vereda, desde su casa hasta por lo menos llegar a la sede y a la plaza. Están haciendo veredas pero del lado de enfrente, es decir, que cuando estén terminadas, los chicos tienen que cruzar la calle llena de pozos, ir hasta la esquina de la sede, volver a cruzar la calle, ahí está peor, y llegar. Es como una carrera de obstáculos. Veo que su palabra y su interés por la DISCAPACIDAD dejan mucho que desear. Saludos”, fue el mensaje que le envío José Luis, uno de los vecinos que fue testigo del compromiso incumplido por el funcionario.

 

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Qué buen vecino que sos José Luis !!!, por fin alguien que se pone en el lugar del otro. Hagan que les cumplan las promesas.

Deja un comentario