Temaikèn en alerta por las termoeléctricas

28/11/2017 | El Bioparque Temaikén admitió en sus redes sociales que está estudiando el impacto de las centrales termoeléctricas que están ubicadas a tan sólo 4 kilómetros de su predio. Así le contestaron a un vecino ante el pedido de difusión de la lucha que están desarrollando.

La palabra Temaikèn deriva de los vocablos Tehuelches “tem” (tierra) y “aikèn” (vida), por eso bajo su nombre se escribe tierra de vida. Esa misma que parece estar en peligro por las autorizaciones que la Municipalidad del Pilar, gobierno provincial y nacional cedieron a las empresas ARP Energy y Araucaria Energy para instalar dos centrales termoeléctricas, a tan sólo cuatro kilómetros del predio donde viven miles de especies de la flora y la fauna del mundo.

Fue un simple vecino quien le pidió a la Fundación Temaikèn difusión de la problemática a través de sus redes sociales. “Hola Leonardo, muchas gracias por compartir tu preocupación. Nos estamos interiorizando en el tema para conocer el proyecto y evaluar su impacto”, fue la respuesta desde la cuenta del bioparque.

A través de sus informes de impacto ambiental, tanto APR como Araucaria admitieron su influencia en la matanza de especies vegetales y animales más débiles en su zona de influencia. Todo lo contrario a Temaikèn que entre sus acciones se destaca su trabajo en el cuidado del hábitat, ya que informa que actualmente hay 529 especies en peligro en todo el país por la destrucción de sus hogares.

 

En pocos días, muchos jóvenes de Pilar asistirán a los programas de Educación Ambiental que ofrece Temaikèn pero antes pasarán por la intersección de Ruta 25 y La Alborada y verán la monstruosa construcción que absorbe miles de litros de agua diariamente y consume otros tantos de gas oil. Teniendo como peor consecuencia la emisión de gases hacia al ambiente.

Otro ejemplo del contraste que habrá con tan sólo 4 kilómetros de diferencia serán el sonido y el ruido. El primero de ellos corresponde al bioparque que protege a más de 2500 especies de aves de todo el planeta. Y el segundo será el que sufran todos los vecinos cada vez que se enciendan las turbinas de APR Energy y Araucaria Energy.

¿Temaikèn se sumará a la lucha de los vecinos? ¿Su figura hará reflexionar a los gobernantes de turno de dar marcha atrás con el proyecto que sólo ellos defienden?

Deja un comentario