“Tengo a inspectores grabados que van y le chorean a la gente” FALSO

26/08/2019 | El Intendente Nicolás Ducoté le puso fin al sumario interno que les había iniciado a dos inspectores municipales por un supuesto pedido de coima. La justicia falló a favor de los trabajadores y así lo obligó a dar marcha atrás. Fue uno de los episodios en el cual demostró su maltrato a sus empleados. Ahora en campaña busca maquillar su verdadero pensamiento sobre ellos.

Ante el pedido de justicia por el caso de una menor abusada y el ruego para que mejore el sistema de alumbrado público en Manzone en el 2016, el Intendente Nicolás Ducoté dejó una de las frases más recordadas a lo largo de su gestión: “Nombré 170 empleados sobre 5000, hay 4830 no los nombré yo, muchos son corruptos. De 5000 empleados tengo muchísimos que son delincuentes, tengo a inspectores grabados que van y le chorean a la gente”.

Por esas palabras muchísimos trabajadores municipales se vieron ofendidos en su honor, sobre todos aquellos que dieron muchos años de sus vidas al estado local. Pero principalmente dos personas, quienes prácticamente durante toda la gestión de Cambiemos debieron soportar una causa judicial en su contra, un sumario interno y por consecuencia el no cobro de sus haberes por más de un año. Ahora, en la previa a las PASO y con el final de un ciclo en el horizonte cercano, Ducoté dio marcha atrás.

Primero fue la justicia ordinaria del Departamento Judicial de San Isidro quien absolvió de culpa y cargo a Federico Piccolo y Ricardo Ricardo Giménez. Inclusive en el fallo se describe que la grabación que buscó condenarlos fue premeditada por la denunciante y asesorada por funcionarios municipales. Ósea organizado por Ducoté, en contra de dos de sus empleados.

Ahora en el ocaso de su período como jefe comunal, el egresado de Harvard buscó recomponer una relación totalmente rota. Dio de baja el sumario interno a más de un año del fallo judicial (¿Qué esperaba? ¿Iba a apelar al TAS como Angelici?) y por ende se vio obligado a devolverles todos los derechos a las dos personas que calificó de “delincuentes” y que “le chorean a la gente” antes de que la justicia lo probara. Ensució el honor de dos municipales gratuitamente y sin ningún tipo de fundamento.

A casi dos meses de las elecciones generales del próximo 27 de octubre, Ducoté buscó borrar el pasado, en el cual dejó una herida incurable y la onda expansiva hizo que los afectados no sean solamente los dos apuntados. Los trabajadores municipales memoriosos aún recuerdan: “Nombré 170 empleados sobre 5000, hay 4830 no los nombré yo, muchos son corruptos. De 5000 empleados tengo MUCHÍSIMOS SON DELINCUENTES”.

Deja un comentario