¿Tito en contra de Cambiemos?

08/08/2018 | "No me pone feliz abrir merenderos", asegura el joven Pro, Juan Martin Tito. Busca ser candidato a concejal en el 2019 y muestra la realidad local que Nicolás Ducoté intenta esconder. El multimillonario entrega bolsones de comidas a distintos comedores de manera semanal y deja expuestas las falencias de la gestión municipal. ¿Qué mirada tiene el gobierno sobre las acciones de Ricky Ricón?

Todos los índices, tantos los brindados por el estado como los privados, manifiestan un crecimiento de la indigencia. Por ejemplo, desde el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina expresaron que habrá un incremento importante de la pobreza y las mejoras producidas en el 2017 se verán frenadas. La falta de trabajo y la inflación son algunas de las razones de este problema del cual Pilar no está ajeno, aunque desde las comuna se intente esconder. Quien no lo hace es Juan Martín Tito, el multimillonario que busca ser candidato a concejal en el 2019 dentro de Cambiemos. Semanalmente provee de alimentos a comedores y merenderos. ¿Está en contra de Nicolás Ducoté? ¿Cómo toma el egresado de Harvard que expongan las fallas de su gestión?

Ricky Ricón llegó a la política de Pilar

Como aparecen las ayudas humanitarias en África, Tito llega a los barrios en sus camionetas 4×4 con bolsones de comida para ser recibidos por los vecinos involucrados con el crecimiento de los más pequeños del lugar. El merendero “El Rinconcito de los Sueños” en el barrio Salas en Del Viso; el comedor “Confiar” del barrio San Jorge; el merendero “Barrio Santa Ana” en Presidente Derqui; y la Sociedad de Fomento de Monterrey Sur son algunos de los lugares con los cuales colabora. Antes de retirarse de esos espacios siempre menciona su frase característica, “Cuenten conmigo siempre. Yo no los voy a dejar solos”. ¿Es una indirecta para el área de Acción Social de la comuna que desconoce la realidad del distrito? ¿O es la versión local de “Siganme , no los voy a defarudar”?

 

“No pone feliz abrir merenderos” aseguró Ricky Ricón delante de los vecinos, tratando de demostrar que sus intenciones no sólo tienen un fin electoral. Aunque más allá de la meta de esas acciones, si está reconociendo el hambre que ve en los barrios. La muestra está en que ya no se limita a la compra de pelotas de fútbol para cada niño y armar picaditos en la calle, el countrista del Tortugas CC observó que las necesidades son aún mayores. ¿Por qué el gobierno que quiere integrar todavía no pudo reconocerlo?

 

Seguramente Tito también está sufriendo la inflación, el sushi que venden en el House de su barrio cerrado habrá aumentado y el champagne ya no cuesta lo mismo. Pero por algunas tardes abandonó el “Five o’clock tea” para compartir una chocolatada con galletitas en diferentes merenderos y así “sin querer queriendo”, como decía el Chavo, demuestra que su líder político está ausente. ¿Lo llamará Ducoté para sumarlo antes del 2019? ¿O ya lo considera un rival más de cara a su reelección?

 

Comentarios

  1. Alicia B. Pérez dice:

    Si está haciendo obras de bien y beneficiando a los más necesitados, SE EQUIVOCÓ DE COLOR POLÍTICO, no tiene cavida en dónde está.

Deja un comentario