Transporte público, ¿un negocio cibérnetico?

31/07/2018 | Nicolás Ducoté lanzó dos aplicaciones diferentes para el transporte público con solamente un año de diferencia. Hasta ahora ninguna ha sido beneficiosa para los usuarios pilarenses. Ezequiel Abuelafia y Claudia Guerrero son los funcionarios responsables de los gastos solventados por el estado local.

Durante la campaña del 2015, Nicolás Ducoté prometió una Revolución que nunca llegó a Pilar. Entre otras situaciones que figuraban en su modelo de gobierno era la modernización de los servicios, incluido el del Transporte Público. Y a diferencia con otras áreas, con las cuales sigue acumulando deudas, el egresado de Harvard ha cumplido y por duplicado. En el 2017 y en el actual 2018 ha lanzado aplicaciones para que los vecinos conozcan el cronograma de horarios de las líneas de colectivos y trenes. Con la particularidad que ninguna funciona. ¿Entonces no fue una mejora? No. ¿Y se gastaron recursos municipales? Si. ¿Quiénes son los responsables? El jefe comunal por avalar la iniciativa de Ezequiel Abuelafia (esposo de la Secretaria de Hacienda), hoy sin cargo fijo en la Comuna (¿empleado en negro?), y la Subsecretaria de Transporte, Claudia Guerrero.

 

En el 2017 se presentó “Cuando llega Pilar”, una app que tenía como objetivo informar el horario de las líneas de colectivos que recorren el distrito. Aunque sólo se agregaron tres de totalidad y nunca se actualizó. Sólo tuvo 500 descargas, una cantidad insignificante para los miles de pilarenses que utilizan a diario el transporte público. Las críticas son pésimas como: “No sirve. Las tres líneas de colectivos que consulte no están disponibles. Muy mala” o “Es una porquería, no funciona nada. ¡Malísima! ¡Una pérdida de tiempo”. En la calificación de los usuarios recibió un promedio de 1.7 de un máximo de 5. Todo un fiasco que costó dinero de las arcas municipales.

  

Con los consejos de Abuelafia y Guerrero, Ducoté no intentó mejorar “Cuando llega Pilar”. Era más redituable económicamente generar otra aplicación. Llamó a su amigo Guillermo Dietrich, actual Ministro de Transporte de Nación y ex compañero de gestión en la Capital Federal, y así llegó Moovit. Una app internacional que sumó el cronograma de horarios de colectivos y trenes de Pilar. Aunque según las críticas de los usuarios está lejos de ser efectiva en sus cálculos y deja a más de un pasajero esperando más de lo informado.

  

Dos iniciativas y dos pagos importantes con beneficios prácticamente invisibles para los vecinos. ¿Los funcionarios involucrados pagarán por sus errores? ¿O harán un tercer intento con el dinero de los contribuyentes que abonan sus tasas?

Deja un comentario