Un negocio chino

20/03/2018 | El ex y el actual Secretario de Gobierno pelean por la instalación de los supermercados chinos en Pilar. Carlos Arena promueve la llegada de más inauguraciones de origen asiático y Diego Ranieli hace uso de su poder de policía para clausurarlos. Mientras tanto, el comercio local sufre por la invasión en todo el territorio.

Ya nadie se retira en la misma fábrica donde ingresa a trabajar, los puestos ya no duran veinte años como en otro momento de la historia de nuestro país. Un claro ejemplo es el funcionario local Diego Ranieli, quien en la actual gestión ya ocupó los roles de Juez de Faltas (nombrado por Humberto Zúccaro), asesor del bloque de Cambiemos en el Concejo Deliberante, Secretario de Gobierno y ahora es concejal, todo en poco más de dos años. Un tipo con suerte que todos lados sacó una rica tajada, pero evidentemente se quedó con ganas de más con las habilitaciones de los supermercados chinos. Pero ahora ese “problema” es propiedad de su reemplazante en la Secretaria de Gobierno, Carlos Arena. ¿Quién se quedará con el negocio chino?

¿Se terminó el acuerdo entre Ranieli y Zúccaro?

En la década del ’90, muchos apostaron a la importación de juguetes, electrodomésticos o cualquier cosa de producción de china para tratar de salir adelante en uno de los peores momentos económicos de Argentina. Con una coyuntura similar a partir de las políticas implementadas por el gobierno nacional, estos dos funcionarios de Nicolás Ducoté buscan tener un ingreso extra a partir de promover la invasión de supermercados asiáticos al distrito. Aunque ambos parecen tener un sapo en la barriga y no quieren compartir.

Según el propietario de la cadena Eco, Roberto Videle, “Hay más de 1000 supermercados chinos en Pilar”; y desde la Cámara de Supermercados Chinos de Pilar aseguran que no llegan a 100. En el ambiente se palpita que han llegado para quedarse y cada vez que un pilarense levanta la vista ya hay un local de ese rubro abierto, está por inaugurar o inició sus obras para hacerlo en la inmediato.

“Hay más de 1000 supermercados chinos en Pilar”

  

Ranieli hasta su salida del Ejecutivo tenía una buena relación con el representante de la comunidad china. Pasar por la oficina del ex pattista era una obligación para el empresario. Pero la decisión de Ducoté de colocar a Arena en ese lugar generó un conflicto. Debido a que, las tratativas pasaron a ser facultad del nuevo designado y el saliente no lo tomó de la mejor manera. ¿Y qué hizo? Apeló al poder de policía que le da tener a su esposa, Dra. Virginia Short, como jueza de faltas y inundó el distrito con fajas de clausuras en los comercios mencionados.

Mientras los representantes de Cambiemos de Pilar se pelean por el negocio chino, el almacén de barrio se ha convertido en una especie en extinción. Son osos pandas tratando de resistir a la caza furtiva que ha librado Ducoté y las maniobras de sus funcionarios. ¿Los chinos avanzarán como las langostas y se comerán toda la cosecha? ¿O serán Ranieli y Arena los que eliminen a los históricos almaceneros?

Aportes de campaña para Ducoté

 

Comentarios

  1. Juan J. dice:

    Y la media parienta pilitica y concejal Claudia Juanes del FR es contadora de la mitad

Deja un comentario