23/01/2020 | La estructura política de Inés Ricci, Flavio Álvarez y Alberto Zapata no sólo posee a varios familiares incluidos en la nómina de empleados municipales. Gracias a los fondos del estado local se convirtieron en dueños de muchos vehículos. Inclusive algunos de ellos fueron alquilados a la Comuna durante la gestión de Nicolás Ducoté. Conozcan la flota de los derquinos.

Pilar Político ya publicó parte del entramado familiar con el cual la estructura política macrista de Inés Ricci, Flavio Álvarez y Alberto Zapata se sostenía. Adheridos a la “teta del estado” construyeron una organización que fue saltando en distintos colores políticos. Gracias a eso también lograron tener una flota de vehículos inimaginable para una agrupación como lo es “Lealtad Derquina”.

Según el registro del automotor sólo entre la pareja de Ricci y Zapata suman una decena entre autos y camionetas. Los cuales también son fuente de ingresos debido a que fueron alquilados al municipio durante el gobierno de Nicolás Ducoté. Tuvieron múltiples usos, desde la recolección de residuos en la vía pública hasta las típicas actividades de campaña como las pintadas o pegatinas. Obviamente esas ganancias para los mencionados referentes políticos tuvieron como origen los pagos realizados por los contribuyentes de Pilar.

Como si se tratara de una concesionaria, todos están guardados en un búnker en el barrio El Triángulo. “No te imaginas lo que es eso, como lo armaron”, le aseguró una trabajadora municipal que tuvo acceso al lugar, en diálogo con Pilar Político. Allí por ejemplo, Zapata guarda a sus autos: un Peugeot 504 y un Chevrolet Agile. El primero es modelo 1995 y es uno de los que cumplía funciones para el estado. También están las camionetas Chevrolet S10 Doble Cabina valuada en alrededor de $300.000, una Volkswagen Amarok de más de $800.000 según el mercado actual y la famosa Chevrolet C-10 utilizada para la etapa proselitista.

Por su parte, Ricci reparte su flota en Renault, Peugeot, Volkswagen y Ford. Según testigos que accedieron a su “estacionamiento” y el registro del automotor su patrimonio incluye una Captur Intents 2.0 de alrededor de $800.000, un Gol 1.6, un Peugeot 207 y un Ford Docus. Salvo el primero, destinado únicamente para el traslado de la “Su” derquina, con el resto le ha facturado a la Comuna.

Parece que detrás del “trabajo social”, la “lucha por los compañeros municipales” o los sorteos “benéficos” realizados en Facebook hay un trasfondo que ya no se puede ocultar. Una flota de vehículos, viajes al exterior, la salida del barrio para alquilar una casa en un exclusivo country también forman parte de la organización de Inés Ricci, Flavio Álvarez y Alberto Zapata.

Comentarios

  1. Osvaldo dice:

    Ponele; pero el despido en forma arbitraria y violando la Ley 14656 (Acuerdo marco de las Convenciones Colectivas de los Trabajadores Muniipales) de cientos de empleados municipales es real o una fantasía.

  2. Laura dice:

    QUE VERGUENZA !!! LOS CHORROS DEBEN IR PRESOS !!!!