Las mentiras y el pasado de un candidato

19/07/2021 | El multimillonario Juan Martín Tito fue escrachado en las redes sociales por mentir en una recorrida barrial. Desde un perfil de Instagram recuerdan su pasado universitario de la peor manera. ¿Le alcanzarán sus millones para ser candidato a concejal?

“Hay cosas que el dinero no puede comprar. Para todo lo demás está Mastercard” era el eslogan de la tarjeta de crédito que podría sintetizar de mejor manera la situación de Juan Martín Tito, pero ni siquiera con el plástico podría conseguir su capricho de niño rico. Al countrista del Tortugas CC se le está escapando la oportunidad de ser candidato a concejal. Las redes sociales se convirtieron en su enemigo y no hay billetera que pueda frenarlas.

Luego de la encuesta que sacó a relucir sus buenos números en cuanto a su imagen (pero no su altísimo porcentaje de desconocimiento de la sociedad hacia él), Tito recibió un duro golpe durante el fin de semana cuando fue descubierto en una mentira sobre una recorrida barrial. Fueron los propios vecinos quienes lo escracharon.

Desde su cuenta personal de Twitter, Tito publicó: “Una hora más en un club, es una hora menos en la calle. En Encuentro por Pilar seguimos apoyando el deporte en todos los barrios de Pilar, hoy visitamos a los vecinos y vecinas de la localidad Manzone” y adjunto una foto donde se lo ve con ropa de verano. Casualmente fue la misma imagen que había posteado en abril de este año, cuando había estado en el mismo lugar. Esa mentira fue señalada y denunciada en la red social del pajarito.

Esto se sumó a las críticas que ya venía recibiendo en Instagram desde un perfil llamado @recuerdosdeunmillenial. “Lo único que sé es que en la facultad era una chanta, robaba descaradamente los finales. Si así de manipulador y trucho es con eso, no quiero imaginarme con poder y gestión” fue uno de los comentarios ante la publicación de su candidatura. “Titoooooo! Tremendo cartel en ruta 26. Me da a gráfica de dentista” ironizó otro.

Tito ya dejó de ser un cartel gigante en la Panamericana para ser un blanco de la ciudadanía que comenzó a conocer sus estrategias de campaña y también de aquellos que se lo cruzaron en un pasado muy cercano. ¿Le aguantará la mandíbula para recibir tantos y seguir en pie para estar en una lista el sábado que viene? ¿O terminará puchereando en su mansión del country por otro año más?

Deja un comentario