22/06/2020 | A favor de los sobreprecios de Vital y de la deuda millonaria de Vicentin con el estado. Esa es la posición de Cambiemos en Pilar. Aquellos que fueron gobierno hasta diciembre pasado se ubican en contra de su propio pueblo y a favor de quienes lastiman su economía.

Aunque haya sido poco tiempo, seis meses pudieron ser suficientes, para aunque sea una mínima reflexion y/o autocrítica. Sin embargo, la dirigencia local de Cambiemos parece no haber cambiado nada y seguir ubicada en el mismo sector, contra su propio pueblo. Ahora apoyando a los directivos de la empresa Vicentin, esa firma que le debe miles de millones de pesos al estado. Ósea recursos que hoy podrían ser volcados en la lucha contra el coronavirus. ¿Hicieron ese calculo? No.

Antes del reclamo de “soberanía” y “libertad” del último fin de semana, un sector de Cambiemos había dado una muestra de su pensamiento al defender al mayorista Vital cuando fue clausurado. “Nos oponemos a la actitud de persecución” manifestaron desde la agrupación La Pilarense cuando la Municipalidad del Pilar sancionó al supermercado por no respetar los precios decretados por el gobierno nacional. Básicamente el objetivo era defender el bolsillo de los vecinos que compran allí, generalmente los almaceneros de barrios. Pero los opositores colocaron su lupa en el “mal” que se le generó a los infractores. ¿Nunca del lado de los trabajadores?

Increíblemente y de manera pública, a través de las redes sociales, referentes y sobre todo ex funcionarios de Nicolás Ducoté decidieron convocar una caravana a favor de Vicentin. Esa firma desconocida para la opinión pública hasta hace unas semanas atrás. La misma que actualmente le debe al estado $18.000.000.000 y por la cual hay una denuncia penal en Comodoro Py por presuntas operaciones de lavado de dinero de la firma y favoritismo político del gobierno anterior en la concesión de un crédito. Uno de los investigados es el ex Presidente Mauricio Macri. ¿Su libertad será el reclamo de la próxima caravana?

Seguramente ni Nicolás Ducoté, Jésica Bortule, la JPro (regresaron a Pilar a pasar el fin de semana), Marcela Campagnoli o cualquiera de los que alentó el reclamo de la empresa santafesina no quiso ahondar en detalles como la deuda que posee con 2500 personas entre productores, acopios y cooperativas. O que acreedores internacionales también están investigando el camino del dinero de la empresa y sus incumplimientos.

Más allá de los datos y números que a esta altura están siendo investigados por la justicia federal, la postura de Cambiemos en Pilar es lo más sencillo de analizar. No se necesitan demasiadas conjeturas, ellos se ubican en una vereda y el pueblo con sus necesidades y prioridades en otra. Siempre se aseguran de estar del lado contrario, el del mal, en el que estuvieron durante solamente cuatro años en el poder y bastó para dejar un estado municipal débil. ¿Harán una caravana por cada uno de ellos cuando deban responder ante la justicia por sus actos?

Deja un comentario