Miedo en Pilar por la interna de dirigentes de Fénix

10/10/2020 | Barras amenazaron al actual Presidente del Club Atlético Fénix, Jorge Colki. Se acercaron a su domicilio y atemorizaron a todo el barrio. Vecinos aseguraron que tenían bidones con nafta. El origen del conflicto serían desacuerdos económicos entre distintos sectores de la actual comisión directiva.

Ya quedaron muy atrás los años de gloria deportiva de Fénix, cuando su lugar en el mundo era Pilar, donde conquistó tres ascensos y sorprendió al fútbol argentino. Desde el 2014 a esta parte se convirtió en un equipo kurdo, deambulando por decenas de canchas para ser local en el torneo de la B Metropolitana. Cuando parecía que se iba a asentar en un lugar, nuevamente sus dirigentes lo ponen en la primera plana, pero no por algo bueno. Parece que los muchachos están encaprichados en liquidar la leyenda del ave Fénix y siguen intentando que no renazca de sus cenizas.

JORGE COLKI.

ALBERTO MATEO.

Durante el 2019 y este 2020, el Cuervo sorprendió por la obra de su futuro estadio en el partido vecino de Moreno. Por primera vez desde 1978 iba a tener una casa propia, pero las peleas y diferencias entre el actual Presidente Jorge Colki y su par Alberto Mateo frenaron la finalización de ese sueño. Aquellos que fueron socios a la hora de vender la histórica sede ubicada en la calle Concepción Arenales en Capital Federal, ahora son enemigos. Inclusive el segundo ya le estuvo buscando reemplazante a Colki.

NUEVO ESTADIO EN MORENO.

A pesar de los enfrentamientos constantes, lo ocurrido el último viernes en la calle Patricias Argentinas entre La Rioja y Nazarre en el domicilio de Colki nadie lo esperaba. Pilar Político dialogó con vecinos que mencionaron que los barras se presentaron con bombos, banderas y bidones llenos de nafta. “Pensamos que iban a prender fuego todo”, manifestaron. “Quemaron un trapo con mi nombre, tiraron piedras contra mi vivienda y quisieron tirar la puerta a patadas” fue la versión del Presidente al Diario Olé.

Fénix se fue de Pilar en el 2014 en gran parte por las decisiones de los mismos dirigentes que pusieron en jaque la seguridad y la tranquilidad de todo un barrio. Si, generaron un perjuicio irreparable en el deporte local y en el sentimiento futbolero de muchos pilarenses, y hoy continúan demostrando que sus objetivos siempre fueron los mismos. ¿Hace falta mencionarlos?

Deja un comentario